EFEMálaga

La sección oficial del 22 Festival de Málaga Premier se ha inaugurado hoy con "A pesar de todo", una comedia "amable, de estilo británico, muy de domingo por la tarde", según la ha definido la productora de Bambú Teresa Fernández-Valdés, que se estrena en el cine con esta producción de Netflix.

Dirigida por Gabriela Tagliavini, nacida en Buenos Aires pero educada en EE.UU y México, donde ha producido la mayor parte de su trabajo, la película cuenta con un reparto "de lujo" que encabezan Belén Cuesta, Amaia Salamanca, Macarena García y Blanca Suárez en los roles de cuatro hermanas que, a la muerte de su madre, deben buscar a su padre biológico.

"Va enfocada a la búsqueda, a saber quién eres tú, y en ese sentido, los padres son importantes para completarse uno mismo", explica la ganadora de un Goya por "Blancanieves", que interpreta a Lucía, la pequeña de las hijas, el "patito feo", que no encuentra su lugar "y eso le afecta en su forma de ser", ha señalado.

La mayor es Cuesta, un "personaje disparatado y una mujer desubicada" que le ha hecho reír mucho, ha dicho la sevillana, divertidísima en su papel de esposa contrariada.

Todas ellas, añade Salamanca, la hija lesbiana, "buscan la propia identidad. A veces -reflexiona- el lado cómico tapa lo demás, pero creo que comedia sin drama no es comedia y si no está bien construido lo que hace tambalear y afecta y duele al personaje, no hay comedia", ha dicho.

Para Suárez, lo más importante de los personajes es "el reencuentro" y esa necesidad de las hermanas, provocada por la madre, de "recuperar la unión que tenían de pequeñas".

"Ese es el plano final", apunta la productora, "la unión de las hermanas", cierto que en una boda, y aunque empiece en un funeral.

En un tono de comedia ligera y luminosa, donde las actrices han aportado sus propias ideas para vestuario y peluquería, según han explicado hoy en una rueda de prensa celebrada en el teatro Cervantes, "A pesar de todo" llegará a la plataforma el próximo 3 de mayo sin paso previo por salas de cine.

Fernández-Valdés, detrás de exitosas series de televisión como "Velvet", "Fariña", "Bajo sospecha" o "Las chicas del cable", ésta última, también con Netflix, ha explicado que la película responde al interés de la plataforma por el "mundo femenino", en el sentido "más moderno y más Netflix", ha dicho.

"Netflix es de las productoras que más mujeres contratan", ha destacado la directora, para quien es "impagable" la diferencia con otros modos de producción que le permite "poderse comunicar con doscientos países y mujeres de India o África -señala-, y mandarles el mensaje de que somos más fuertes juntas".

En ese sentido, Tagliavini, que afirma haber crecido "viendo películas de Pedro Almodóvar", ha señalado que, en su opinión, "una mujer puede ser fuerte y femenina".

Quizá por eso el reparto incluye a Rossy de Palma, que completa a un "generoso" reparto masculino de secundarios entre los que destaca Juan Diego, como el padre un poco senil de las chicas, marido de la difunta Marisa Paredes, además del "artista" Carlos Bardem, el "conserje" Tito Valverde, y el "cura" Emilio Gutiérrez Caba.