EFEGranada

La cantante Amparo Sánchez, al frente de Amparanoia, cierra la próxima semana "No me olvides Tour 2019", la gira ideada para celebrar los 20 años del disco El Poder de Machín, años en los que "han cambiado las maneras de hacer música, que ahora es más libre", pero no la esencia de poder fusionarlo todo.

En una entrevista con Efe, Amparo Sánchez (1969) analiza la gira "Nos me olvides Tour 2019", esa que cerrará el próximo miércoles en la sala Joy Eslava de Madrid y el viernes en la Aliatar de su Granada, la segunda casa de esta jienense, "donde empezó todo".

Los dos conciertos de seudodespedida suman a invitados como Depedro, Antonio Lizana, Víctor Iniesta, Juan Pinilla, Arco o Tony Moreno (Eskorzo) y demostrarán el ritmo que han tomado Amparaonia y la banda durante un año de festivales.

Servirá además para celebrar el segundo aniversario de Mamita Records con Queenky Potras, para el debut discográfico de Yonse, "un joven de Jaén muy interesante" y para presentar el álbum visual de Amparo Sánchez y María Rezende, entre otras propuestas.

"Será una fiesta que es además posible porque han cambiado las maneras de hacer música, ahora hay más libertad. Se puede grabar mucho por libre, en un estudio pequeño, porque hay plataformas para mostrar ese trabajo", ha explicado Sánchez, que añade que pese a esa libertad, las "todopoderosas" multinacionales marcan el ritmo y complican eso de darse a conocer.

La cantante, que con Amparanoia se convirtió en una de las pioneras de la música de fusión en España con su peculiar mezcla de estilos, dice que ahora "no estoy luchando, pero sí en la batalla", esa que continúa gracias a trabajos como El Poder de Machín, "que no ha envejecido, que suena igual de fresco".

Sánchez marca la próxima semana el punto final de un proyecto que le ha llevado a cantar con artistas como Manu Chao, Fito Cabrales, Depedro o Chambao, y a compartir un inédito, "El coro de mi gente", con Macaco, y lo hace "abierta, muy abierta" a cualquier tipo de fusión y a las nuevas tendencias.

"Creo que los nuevos estilos son como lo fue en su momento el punk, que te permiten hacer unas bases y con un micro meter efectos, hacerlo tú mismo y con sus diferencias, creo que hay artistas muy interesantes", apunta la cantante.

La artista, que reconoce su debilidad por otros andaluces como Dellafuente o los raperos granadinos Ayax y Prok, defiende la fusión de estilos y la experimentación pero sin perder la esencia.

"Como Amparo Sánchez se abre un mundo de posibilidades mientras que como Amparanoia siento que me debo a mi público, que hay que seguir con su estilo, que debe seguir siendo lo que es", ha recalcado esta artista capaz de reconvertir una soleá para que suene suya.

La granadina reconoce que dedicaría su tema "Que le den" a los políticos incapaces de hablar, de negociar, a los que hace responsables de todo lo que ocurre hoy en Cataluña y anuncia un nuevo trabajo que cuenta ya con maqueta, ese que llegará después de cerrar por todo lo alto una gira que no será de despedida.