EFEJaén

El rey Alhamar, fundador de la dinastía nazarí y del palacio de la Alhambra, ha cumplido este 19 de julio 824 años, mientras su ciudad natal Aryuna, ahora llamada Arjona (Jaén), se sumerge este fin de semana en el medievo para vivir las XV veladas nazaríes.

La ciudad que vio nacer a Muhammad Yusuf Nasr, que era como realmente se llamaba el primer sultán del Reino de Granada, apodado el Rojo, color que tomó para su emblema y vestimenta, no solo ha programado una serie de actividades, sino que ha querido que los niños descubran la cultura nazarí y su escritura con la celebración de talleres.

Y es que ese 19 de julio de 1195, miércoles de Xaban 591 de la Hegíra, es un día señalado en los libros de historia, ya que mientras en Aryuna nacía el fundador de una dinastía que rigió el destino del Reino de Granada hasta 1492, a unos 160 kilómetros de distancia, en Alarcos, las tropas cristianas sufrían una amarga derrota en uno de los enfrentamientos más significativos de la Edad Media peninsular.

Los astrólogos, según escribe Miguel Lafuente en 'La historia de Granada', auguraban a Alhamar un horóscopo muy favorable, por haber nacido el mismo día de la batalla de Alarcos y por los pronósticos de un santón que le anunció en la cuna una gloriosa carrera.

El propio Alhamar asumió el lema de Abu Yusuf al-Mansur, triunfador de Alarcos, 'Wa la al-galiba illa Allah' ("sólo Dios es vencedor"), frase que aparece en mármoles y yeserías de los alcázares de la Alhambra.

Alhamar, hijo de Yusuf y de Fátima, nació en el alcázar de Arjona, lugar llamado 'Casa del rey' y que en la actualidad alberga el museo de la ciudad, bajo el mismo también se puede visitar un algibe árabe.

Es descrito por los autores que lo nombran como una persona sencilla, austera, que prefería la rudeza y la pobreza, la vida rústica, que era sobrio en el comer, remendaba sus sandalias, vestía ropas ásperas y nunca llevó turbante.

Washington Irving dice de él que "su reinado fue una larga serie de sucesos prósperos para sus súbditos", "organizó una política vigilante y estableció leyes severísimas para la administración de justicia", "fundó hospitales para ciegos, ancianos y enfermos, estableció también carnicerías y hornos públicos, trajo cañerías de agua a la ciudad, mandando construir baños, fuentes, acueductos y acequias, para regar y fertilizar la vega".

Y a pesar de que ideó y comenzó el palacio de la Alhambra, uno de los lugares más visitados del mundo, y donde se encuentra enterrado, en Granada pasa desapercibida la efeméride de su nacimiento, al igual que la de su muerte, el 20 de enero de 1273, a los 78 años.