EFEMarbella, (Málaga)

El actor Antonio Banderas ha asegurado que el personaje que ha interpretado en la cinta "Dolor y Gloria", de Pedro Almodóvar, "no lo hubiera entendido antes" de "estacadura", en referencia al infarto que sufrió en enero de 2017 y que ha valorado como una experiencia reveladora.

Ha confesado que "una de las mejores cosas" que le han pasado en la vida es que le diera un ataque al corazón, porque le hizo "ver la realidad de una forma muchísimo más nítida y más clara".

Banderas ha hecho estas declaraciones durante una rueda de prensa en Marbella con motivo del décimo aniversario de la Gala Starlite, en la que participa su fundación Lágrimas y Favores.

"Almodóvar me lo dijo: hay algo muy sutil en ti que ha cambiado en el año y no quiero que lo obvies porque te conozco, pero yo lo que quiero es que lo enseñes", ha rememorado, por lo que cree que parte de su papel en "Dolor y Gloria" se debe a este episodio, que el actor agradece.

Ha admitido que el ataque al corazón le ha servido para "clarificar un mogollón" en el que se encontraba en ese momento "a nivel personal, psicológico y de todo, y de repente todo eso separó las cosas como el agua y el aceite", por lo que fue "un punto y aparte" que le enseñó "las cosas importantes".

Sobre su proyecto del Teatro del Soho Caixabank, que prevé abrir en octubre en Málaga, el intérprete ha destacado que él no ha necesitado de ayudas públicas para realizarlo y ha optado por la financiación privada porque otros espacios como teatros de ópera o artistas pueden necesitar más esos fondos.

La fórmula elegida por Banderas se basa en "rendir ante los patrocinadores y ante el público", un proyecto en el que va a "trabajar gratis como actor, director y gestor", aunque ha indicado que el resto es "una plantilla buena y que debe estar bien pagada".