EFEMálaga

El actor español Carlos Hipólito ha calificado al teatro como un “enfermo terminal con una salud de hierro” que ha sobrevivido siempre y lo hará con “todo lo que se le ponga por delante” porque cree que la sociedad está “un poco harta” de consumir productos audiovisuales “enlatados” o frente a una pantalla.

Hipólito asegura que la “cercanía” del teatro y el hecho de que se produzca en directo lo hace “incomparable” respecto a una obra de cine o televisión y manifiesta que una función “no es exactamente igual todos los días” ya que en cada representación hay “un matiz diferente” y se crean “climas distintos”.

“La gente quiere ver algo que se produce delante de ti, en el que tú eres participe de eso con la energía que estas transmitiendo a los intérpretes”, ha señalado el actor, que considera que el teatro sobrevivirá mientras haya una persona que quiera hablar y otra que quiera escuchar.

Hipólito ha conversado este miércoles en Málaga con la directora del Teatro Caixabank, Aurora Rosales, sobre su trabajo en “Oceanía”, dirigida por Jose´ Luis Arellano, basada en la vida del director de teatro y amigo de Hipólito, Gerardo Vera, que falleció en 2020, obra que será representada en este teatro el 23,24 y 25 de junio.

El actor opina que el teatro es “el espacio natural del actor” porque el escenario “es el lugar en el que los actores nos sentimos más dueños del trabajo”, ya que en cine o televisión “hay muchas manos que manipulan lo que has hecho”, que luego montan, editan o le ponen una música a las escenas, comenta.

“En el escenario estás tú y el público y además tenemos la respuesta directa a lo que estamos haciendo, como puede ser la risa del espectador en una comedia o el silencio cómplice en un drama, lo que se calibra inmediatamente”, asegura Hipólito, que añade que en una película o una serie la respuesta llega “muchísimo tiempo después”.

El reconocido actor español insiste en su amor por el teatro, pero asegura que “es muy duro” porque el escenario “obliga a estar impecable” pase lo que pase en su vida personal, aunque –asegura- hay una “adrenalina especial” sobre el escenario que “engancha y hace olvidarte de lo que pasa”, lo que ha hecho a los actores actuar con fiebre u otitis.

“El escenario es el lugar al que todos volvemos” aunque hayan hecho cine, como Ricardo Darín o Antonio Banderas, ha manifestado Hipólito, que insiste en la “magia” del teatro, que “tiene la obligación de entretener, pero también de hacer reflexionar” y de hacer “pasar un buen rato que deje poso y huella”.

Hipólito, que en la obra “Oceanía” interpreta las memorias de su amigo Gerardo Vera en forma de monólogo, ha señalado que nunca había hecho un monólogo y ahora se pregunta porque ha tardado tanto ya que la relación en esta obra con los espectadores es “fascinante” y cree que a Vera le gustaría el resultado final, puesto que a él “todavía no le ha caído ninguna teja en la cabeza”.

Cuestionado por su opinión sobre el teatro musical, el actor cree que está “menospreciado” en España y ha felicitado a los responsables del Teatro del Soho Caixabank por haber hecho dos obras “impecables”, en relación a “A Chorus Line” y “Company”, la segunda de ellas a la que considera la mejor producción de teatro musical que se ha hecho en España.