EFECórdoba

El Consejo de Gobierno ha aprobado la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (Cgpha) como Bien de Interés Cultural (BIC), con la tipología de Sitio Histórico, de los lugares vinculados a la obra teatral "Fuenteovejuna", de Lope de Vega.

La administración regional ha informado en una nota de que entre los lugares declarados destacan el espacio de la antigua ubicación de "las casas del comendador", así como otros enclaves e inmuebles que se aluden en la obra dramática en enmarcada en la localidad cordobesa de Fuente Obejuna.

La obra teatral, estrechamente vinculada con la población, fue representada por primera vez en sus escenarios originales en 1935, durante la Segunda República, bajo la dirección de Cipriano Rivas.

A partir de entonces, los propios vecinos han mantenido el rito de poner en escena esta obra literaria, lo que aporta valores singulares a su catalogación, y revitalizando en cada edición la importancia documental de la pieza, que ha dado lugar a refranes y dichos populares actualmente en uso.

De estos dichos, extraídos de los diálogos de la obra, destacan: "Fuente Ovejuna, todos a una", "Fuente Ovejuna lo hizo", "¿Quién mató al comendador? Fuenteovejuna señor", expresiones o dichos que se ha transmitido a lo largo de los años y que han adquirido carácter universal.

La protección de los espacios vinculados a la obra de "Fuenteovejuna" abarca, además de la antigua ubicación de las casas del comendador, al ámbito urbano de la representación teatral de la obra de Lope de Vega, como plazas Lope de Vega y Monseñor Miguel Castillejo, así como otros lugares significativos como las ermitas de Jesús Nazareno y San Sebastián, las calles Maestra, Corredera, Santo y Córdoba, o el Descansadero de la Tabla de la Lana, en el camino de Villanueva.

Asimismo, con la inscripción en el catálogo de estos espacios también quedan protegidos una serie de bienes muebles, entre los que figuran la talla de Nuestra Señora del Castillo y documentos y libros del Archivo Parroquial de Fuente Obejuna, donde constan datos relacionados con el suceso histórico.

Este incremento presupuestario responde a la necesidad de acometer una modificación de las obras previstas inicialmente, dado que se produjo un exceso de medición del 9,92 por ciento en relación con la memoria inicial, que se basaba en una estimación aproximada, ya que el material derrumbado en la obra impedía medir.