EFECórdoba

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ha abogado por "alimentar el orgullo" de los andaluces por el flamenco para "hacerlo más universal".

Durante su intervención en un acto organizado por el Diario Córdoba para conmemorar el décimo aniversario de la declaración del flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, la consejera ha resaltado el aspecto "social" del flamenco, una de las "señas de identidad" de Andalucía.

Ha añadido que el flamenco genera "identidad" y "riqueza", ya que se trata de una "fuente incuestionable" de actividad "económica y empleo", por lo que es "fundamental" el apoyo al sector para reactivarlo ante estos momentos de "gran crisis".

Para Del Pozo, la declaración patrimonial no supone el final de "ningún camino" sino que por el contrario "amplifica" la "pasión por el flamenco" y la "responsabilidad" por ello, por lo que ha incidido en que seguirán trabajando para que todos los andaluces "conozcan el flamenco como lo tiene que conocer".

Asimismo, ha resaltado que Andalucía es "cuna" de un arte "universal" y el objetivo del Gobierno andaluz es incidir en la "educación" para que los niños "lo conozcan" a la vez de profundizar en la "conservación, el estudio, la promoción y la difusión".

La consejera ha destacado el papel que juega Córdoba en el flamenco al ser "tierra de hondas raíces flamencas" al contar con el Concurso Nacional de Arte Flamenco y el Festival de la Guitarra, y contar con artistas de la talla de Fosforito o El Pele.

Por su parte, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha reiterado que el flamenco es seña de identidad de "Córdoba, Andalucía y España" y la ciudad cordobesa es "cuna de algunos de los más grandes intérpretes".