EFEHuelva

El Centro de Estudios Andaluces y la Fundación Caja Rural del Sur se han unido para editar el estudio 'Y sin Hueva no hay fandango', una obra del investigador Juan Camacho, que reúne por vez primera una recopilación de 3.000 las letras de este palo del flamenco arraigado en la provincia de Huelva.

Para ello Tristán Pertíñez Blasco, director del Centro de Estudios Andaluces, y José Luis García-Palacios Álvarez, presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, han firmado un convenio de colaboración que permitirá que la obra, que cuenta también con el apoyo de la Autoridad Portuaria de Huelva, vea la luz este mismo año 2021.

En el prólogo del libro, según ha informado la Fundación en un comunicado, García-Palacios Álvarez, destaca que "esta obra será referencia de un estilo incomparable del flamenco que, de manera inseparable, eleva una provincia como seña identitaria de entre sus distintas versiones".

Antes que un estudio en profundidad sobre su naturaleza (temática de la que ya existen varias obras publicadas), este proyecto editorial pone el acento en sus letras, al tratarse del primer trabajo que tiene como gran objetivo recopilar el mayor número posible de letras que han llegado hasta nuestros días.

Para su elaboración, el autor ha acudido, pueblo a pueblo, a las fuentes vivas, contactando, visitando y conviviendo con las personas que aún guardan en su memoria el tesoro del fandango y de las coplas que integran el folclore de la provincia de Huelva y de sus letras.

El resultado final es un trabajo colectivo en el que el autor ha realizado una labor de coordinación y ordenación de las mismas, con el objetivo de lograr que no se perdieran más de las que ya se han desaparecido y poder, en consecuencia, transmitir este legado cultural de primer orden a las generaciones futuras.

Estructurada en cuatro volúmenes, la obra recopila y contextualiza más de 3.000 letras de fandangos, identificando 150 tipologías de este cante, compuestas y desarrolladas a lo largo del tiempo por las personas arraigadas en la provincia de Huelva.

El proyecto editorial se acompaña de un extenso material gráfico con más de un millar de ilustraciones.

La obra se completa con la recopilación y descripción de otros cantes onubenses como jotillas, seguidillas, saetas, tonás, pasodobles y romances, junto a otras joyas conservadas como las Sevillanas Bíblicas y las seguidillas de las Cruces de Mayo, las Coplas del Romero, etc.

Por último, la publicación recoge los fandangos bailables de la provincia onubense, detallándose, del mismo modo, las danzas que se bailan en la provincia.