EFESevilla

El Archivo General de Indias ha elegido como documento del mes de agosto dos ediciones cartográficas del flamenco Abraham Ortelius (1527-1598), considerado el "padre" de la cartografía moderna y que compiló todos los mapas del mundo conocido hasta el siglo XVI en una publicación de gran éxito con 40 ediciones.

Las dos "preciosas ediciones" elegidas forman parte del fondo bibliográfico antiguo de la Biblioteca del Archivo General de Indias de Sevilla, y una de ellas, la de 1588 e impresa en Amberes por el impresor flamenco Christophe Plantin, está profusamente ilustrada en planchas calcográficas coloreadas a mano y en gran formato.

Con una estructura unitaria, a modo de un atlas moderno, Ortelius describió los nuevos territorios del continente americano fruto de las grandes expediciones marítimas iniciadas por Colón, continuadas por Balboa en 1513 con el descubrimiento del Pacífico, reflejando, además, el estrecho de Magallanes, puerta de entrada por el Oeste a las ansiadas Molucas.

La segunda obra que se muestra, de tamaño más reducido, fue impresa en 1601 por Jan Baptista Vriens y supuso una revolución en la publicación de obras destinadas a los viajes por su cómodo formato, portabilidad y precio, resalta el Archivo de Indias.

La figura de Ortelio, nacido en Amberes en 1527, representa el espíritu del Renacimiento y durante su infancia cambió con frecuencia de lugares de residencia por motivos religiosos al ser acusada su familia de protestante, explica el histórico archivo sevillano.

Fue matemático, geógrafo, cartógrafo, grabador, impresor, comerciante y cosmógrafo al servicio del rey Felipe II y su pasión por los mapas y la capacidad para diseñarlos se debió a su amistad con el cartógrafo Gerhardus Mercator, que le aconsejó reunir de forma homogénea los mejores mapas del momento dotándoles de una estructura común y uniforme.

Ortelio recogió en los impresos una publicación de "espléndida" factura a la que tituló como “Theatrum Orbis Terrarum” o “Teatro del mundo”, el mundo presentado como un escenario donde todo puede verse y observarse.

La obra del cosmógrafo gozó de una exitosa acogida desde la primera edición de su publicación en 1570, y se editaron más de 40 ediciones en un corto espacio de tiempo en diferentes lenguas, a las que se añadirían adendas y suplementos que incluían nuevos mapas, con algunos errores corregidos a través de sus múltiples y exitosas ediciones impresas.