EFEGranada

El Museo Arqueológico y Etnológico de Granada ha recibido hoy jueves las dos venus halladas en un yacimiento de Salar datado en el siglo I después de Cristo y ha iniciado el estudio para comprobar el grado de conservación y decidir los siguientes pasos sobre las piezas.

Según han informado a Efe fuentes de Cultura, las dos venus de Salar han llegado al Arqueológico de Granada pasadas las 9:15 horas y las ha recibido el director del museo, Isidro Toro, junto a especialistas del centro.

El traslado de estas dos piezas históricas se ha producido después de que la Junta diera un ultimátum al Ayuntamiento y la avisara de que, si se negaba a enviar las venus al Arqueológico, la Consejería de Cultura denunciaría en Fiscalía un delito de apropiación indebida.

El alcalde de Salar, Armando Moya, ha explicado a Efe que con el traslado de las piezas dan por cerrado un expediente enconado para iniciar desde mañana un nuevo episodio, ya que presentarán a la Junta una memoria para pedir una nueva cesión temporal de las piezas para el próximo abril.

Esta posible muestra temporal coincidiría con las jornadas romanas que celebra el municipio, datos recogidos en la memoria elaborada por los técnicos y que se entregarán mañana de manera telemática.

Moya ha apuntado además que trabajan de manera paralela para una cesión permanente de las obras, que protagonizarían un proyecto museístico con un presupuesto de 315.000 euros.

El alcalde ha confiado en que las imágenes regresen al municipio y ha apuntado que hoy comienza un "tiempo nuevo".

Las venus fueron halladas en la primera fase de excavaciones de este yacimiento, salieron del museo al que hoy han regresado en junio del 2017 para una exposición temporal y desde ahora se someterán a un nuevo estudio para comprobar su estado de conservación y planificar su futuro.

El traslado se ha realizado con la oposición de los vecinos, que el pasado noviembre se manifestaron de manera pacífica para pedir a la Junta que mantenga las imágenes en el municipio.

Según los expertos, la villa Romana de Salar es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de España y se ha convertido en un reclamo turístico para este pueblo de poco más de 2.600 vecinos que vive principalmente de la agricultura.

Este año ha recibido más de 8.000 visitas que han reactivado la economía local, por lo que los vecinos de Salar recogen firmas para que sus venus se queden en la localidad.