EFEGranada

Unas 10.000 personas han asistido al Festival de Flamenco Milfnoff, que en su segunda edición ha contado en Granada con las actuaciones de Estrella Morente, Mayte Martín o Capullo de Jerez, entre otros destacados artistas.

El Ayuntamiento ha celebrado este miércoles el éxito cosechado por este certamen con una programación de calidad que ha supuesto un paso más hacia la vuelta a la normalidad y que ha llenado calles y plazas de arte y de flamenco, ha indicado la edil de Cultura, María de Leyva.

La concejal, acompañada por los directores del festival, Pepe Luis Carmona Habichuela y Santiago Benavides, ha destacado en rueda de prensa también que el 71 por ciento de la programación -21 conciertos y 120 artistas- ha sido gratuita y se ha llevado a cabo en distintos enclaves emblemáticos.

De Leyva ha valorado además el protagonismo de la mujer en esta segunda edición del certamen y se ha referido especialmente al espectáculo de producción propia de Milnoff "Cuatro Remates", con Karime Amaya, Belén López, Paloma Fantova y Gema Moneo, cuatro de las bailaoras con más proyección del baile flamenco nacional.

Los organizadores del evento han recordado que espectáculos como "Copla" de Estrella Morente, "Por un sueño" de Farru, "Tributo a Paco de Lucía" o "alCANTARa Manuel" de Mayte Martín han sido estrenados por primera vez en Granada.

Todos ellos, junto al recital de Capullo de Jerez, han llenado de un público los diferentes escenarios donde se han celebrado como el Palacio de los Córdova, el Palacio de Congresos o el Auditorio Manuel de Falla.

Entre las novedades que el festival flamenco ha ofrecido este año se encuentra la celebración de los Trasnoches, conciertos nocturnos de gran formato que el público ha podido disfrutar de manera gratuita en el Paseo de Los Tristes, con voces como las de Alba Molina o Sandra Carrasco.

El éxito de esta segundo edición del certamen supone además un gran estímulo para el reto del próximo año, cuando el festival dará un paso al frente para la conmemorar del Centenario del Concurso de Cante Jondo de 1922, que da nombre a Milnoff y que supuso un antes y un después en la historia del flamenco universal.