EFESevilla

El productor Gervasio Iglesias, impulsor junto al director Gonzalo García-Pelayo del proyecto ‘El año de las siete películas’, ha asegurado que cuando aceptó el reto que dirigir siete cintas en un año lo hizo para “experimentar” y acercarse al cine de este director, “que es más parecido a un ensayo”.

En conferencia de prensa, ha explicado algunos detalles de este proyecto, el más ambicioso de ambos hasta la fecha, con el rodaje de siete películas en un solo año, de abril de 2021 a abril de 2022.

Esta obra, que firma quien es un referente del cine underground español y dueño de un estilo tan personal como insólito son sus proyectos, tiene previsto completarse con un octavo título y nueve documentales.

El festival de Sevilla acoge hoy, como proyección especial, el estreno mundial de los dos primeros títulos de esta obra: ‘Dejen de prohibir que no alcanzo a desobedecer todo', rodada y ambientada en Sevilla, y ‘Ainur’, rodada en Kazajistán.

Iglesias ha afirmado que en esa se unieron factores como que estaba empezando a sentirse "muy cansado de las narrativas de las plataformas" y quería nuevas narrativas, de modo que consideró que era el momento: "en la primera reunión me contó que había siete películas y me pareció maravilloso”.

“Lo que me impulsó fue experimentar y salirnos fuera, y entrar en el cine de Gonzalo, que es más parecido a un ensayo”, ha explicado, para indicar que, a partir de ahí, montaron "un equipo con sensibilidad para que fuera divertido”.

Por su parte, García-Pelayo ha dicho que decidió arrancar este proyecto porque, al acabar la pandemia, “una fase de mi vida tenía el deseo de hacer muchas películas, y además tenía muchas ideas de localizaciones”.

Además, “con algunas ideas, pretendíamos hacer cine rápido y barato”, de modo que “en vez de hacer una película de coste medio, decidimos hacer siete más una, que ya tenemos financiada”.

Hasta el momento tienen realizadas tres películas, y en el proyecto de seguir trabajando está viajar a países como Argentina o India para rodar.

Esta odisea cinematográfica que sitúa de nuevo detrás de la cámara al realizador de ‘Nueve Sevillas’, ganadora ex aequo del premio Las Nuevas Olas No Ficción de la pasada edición del Festival de Sevilla, se concibe como el vehículo de García Pelayo, aquí en tándem con el productor Gervasio Iglesias, para viajar por el mundo rodando películas que tienen como eje la alegría de vivir.