EFEJaén

Acción Conjunta por el Patrimonio insta a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía a que intervenga en el Conjunto de murallas del cerro de Santa Catalina, cuyo primer trazado data del siglo IX, y que se encuentran en peligro por expolio, derrumbes, pintadas o humedades.

Las murallas de Jaén se han caracterizado durante la historia por su buena fortaleza y la abundancia de sus torres, según explican en un comunicado desde la organización.

Estas murallas fueron trazadas en los siglos IX y X, durante las épocas emiral y califal, posteriormente, fueron reforzadas por los almorávides y, más adelante, por los almohades, que dominaron Jaén durante la segunda mitad del siglo XII y las primeras décadas del siglo XIII.

Conquistada la ciudad por Fernando III "el Santo", en 1246, fue declarada capital administrativa y las murallas de la ciudad sufrieron diversas reformas que consistieron en revestir los muros de tapial con sillarejo y mampostería.

En el momento de su entrega a Castilla, la ciudad contaba con un cinturón de murallas que rodeaba toda la ciudad y volvía a unirse a la alcazaba por el noroeste.

La ciudad de Jaén sufrió, durante el siglo XIV, algunos intentos de conquista de la ciudad por parte de los musulmanes, hasta que finalmente, en 1368 los musulmanes consiguieron tomar la ciudad hasta 1407.

Durante el siglo XV, Jaén padeció los cercos de las guerras civiles castellanas en 1445, 1463 y 1465 y una vez acabó la conquista de Granada y fueron expulsados los musulmanes, la ciudad inició un crecimiento durante los siglos XVI y XVII que produjo la destrucción parcial de murallas, puertas y torres.

El conjunto de murallas se encuentra muy degradado, con el derrumbe de tapiales, pintadas, expolio de mampostería y sillarejos, contaminación visual por torretas de electricidad, restauraciones indebidas, humedades, colapso estructural y crecimiento de vegetación, de ahí que desde Acción Conjunta por el Patrimonio se pida una intervención en las mismas.EFE

1010305

abs/vg