EFECórdoba

La directora general de Unesco, Audrey Azoulay, ha abogado hoy, en las jornadas "Los retos del patrimonio" que se han celebrado en el conjunto arqueológico de Medina Azahara en Córdoba, por el "multilateralismo" como una "necesidad" para la diplomacia cultural.

Durante su intervención en las jornadas, Azoulay ha explicado que aunque la situación actual es de un mundo "complejo", que "en ocasiones rechaza el multilateralismo", desde la Unesco se cree "más necesario que nunca para dar respuestas a los interrogantes del mundo actual al servicio de la construcción de una sociedad y un mundo más sostenible".

Azoulay ha destacado la importancia de Córdoba para comprender el pasado y ha comentado que "personalmente" la ciudad le recuerda a su infancia por "el sonido de las campanas de las iglesias, la llamada a la oración desde las mezquitas y los arcos de las sinagogas".

"Las cosas existen si hay interlocutores y testigos que nos permitan acreditar que son ciertas", ha indicado en español Azoulay, parafraseando a Antonio Muñoz Molina en su obra "Córdoba de los Omeyas".

Además, la directora general de Unesco ha valorado el trabajo del Comité del Patrimonio Mundial por su trabajo en "preservar huellas físicas y la memoria intangible del legado de la humanidad que nos ha antecedido", ya que "ese es un gran cometido de la Unesco".

Tras insistir en que el "patrimonio es un instrumento para la paz" que "puede aportar para la reconciliación entre los pueblos", ha indicado que la cultura "no es un lujo" y que "la paz solo se gana de manera duradera si se gana en las mentes", por lo que el patrimonio cultural es "elemento esencial de resiliencia de las sociedades".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha valorado a Medina Azahara como "un punto de apoyo de la convivencia, de que la libertad nos fragmenta en la diversidad pero nos obliga a permanecer unidos".

"La ciudad califal representa la herencia de una ciudad donde se vivió en convivencia en su máximo esplendor", ha añadido Calvo, que ha afirmado que "Córdoba significó un mundo de renacer, de conocimiento, de ciencia, de atrevimiento, de creatividad".

A su juicio, es necesario "construir una sociedad de valores éticos, de respeto y de diversidad" porque "el siglo XXI va a ser mestizo o sino no va a ser", ha concluido.

El encuentro es una iniciativa del Ministerio de Cultura y Deporte, en colaboración con el yacimiento de Medina Azahara, gestionado por la Junta de Andalucía, y ha contado con más de 200 asistentes.

Entre ellos se encuentran profesionales de distintos ámbitos como la historia, la arquitectura, la arqueología y la antropología que han asistido tanto a visitas guiadas por el yacimiento como a conferencias sobre el patrimonio histórico como recurso económico, educativo, ambiental, cultural y científico.