La etapa más compleja de la II República y del exilio se reflejan en la recopilación de artículos del periodista Fernando Vázquez Ocaña que ha realizado su biógrafo, el también periodista Francisco Expósito Extremera, en su segundo libro sobre la figura del que fuera persona de confianza de Juan Negrín.

'Vázquez Ocaña. Artículos de la guerra y el exilio' (Diputación de Córdoba, 2022) culmina una investigación que Expósito (Baena -Córdoba-, 1971) comenzó en 2007 para su tesis doctoral sobre el artículo político en Vázquez Ocaña durante su etapa en Córdoba (1930-1934).

Ahora, tras el volumen sobre los artículos cordobeses, recoge una nueva selección de publicaciones de Fernando Vázquez Ocaña (Baena -Córdoba-, 1898-Ciudad de México, 1966) durante la Guerra Civil y el exilio, textos de sus libros y un ensayo inédito sobre la historia de Córdoba, 'Córdoba en España', que localizó en la Fundación Canaria Juan Negrín.

Expósito afirma en una conversación con la Agencia EFE que la Guerra Civil y el exilio es "la etapa más compleja" y en ella "se puede observar la riqueza del lenguaje y el compromiso político de Vázquez Ocaña en unos años muy complicados, la penuria, las dificultades de un periodista que como otros muchos exiliados españoles que lo pasaron mal".

La edición incluye un ensayo introductorio sobre Vázquez Ocaña, que describió la proclamación de la II República en Córdoba en las páginas del diario 'Política' y que fue elegido diputado en 1933, para pasar más tarde a la redacción de 'El Socialista' en Madrid, del que llegó a ser redactor jefe en mayo de 1936.

Desde el comienzo de la Guerra Civil estuvo ligado a Juan Negrín, al que conoció cuando este era secretario general de la Ciudad Universitaria, primero como secretario particular y jefe de prensa en el Ministerio de Hacienda, entre septiembre de 1936 y mayo de 1937, según recoge Expósito en el texto, y, después, como jefe de prensa de la Presidencia del Consejo de Ministros, entre mayo de 1937 y abril de 1939.

Con el Gobierno republicano en Barcelona, accede a la dirección de 'La Vanguardia', en cuya portada publicó su primer artículo el 8 de diciembre de 1937, texto que abre el recopilatorio de escritos, "recuperados de archivos y olvidados", subraya Francisco Expósito, como ocurre con el ensayo 'Córdoba en España'.

El autor se encontró en 2015 con esta joya, que data en torno a 1929 en el subfondo que tiene Vázquez Ocaña en la Fundación Juan Negrín.

Francisco Expósito la define como "una breve síntesis de la historia y del pensamiento intelectual de Córdoba a lo largo de los siglos, en el que podemos observar la evolución y el pensamiento que tenía sobre Córdoba en periodos tan importantes como el romano, el musulmán, que destacaría a Córdoba como capital la civilización conocida, y también, cómo no, criticando aspectos como la importancia del clericalismo en la sociedad cordobesa en los siglos XIX y XX".

La publicación incluye en su interior otros hallazgos de interés, como son dos dibujos de López Obrero, uno con seguridad identificado por su firma, que en este caso "vislumbra un patio cordobés y el interior de una vivienda", y otro de Enrique Moreno 'El Fenómeno', fusilado en septiembre de 1936 tras el golpe de estado.

En opinión de Expósito, más allá del descubrimiento, los artículos de Vázquez Ocaña suponen "un periodismo de conflicto bélico, de guerra, muy ideológico", como el que se muestra en 'La Vanguardia', mientras que los textos de México "permiten ver la diferencia y el conflicto que existía en el PSOE en el exilio, el enfrentamiento entre Indalencio Prieto y los seguidores de Juan Negrín".

En todo caso, dejan al trasluz "las dificultades, la imposibilidad de volver, la impotencia de ver a los aliados apoyando al franquismo a pesar de ser una dictadura fascista", de un Fernando Vázquez Ocaña "que siempre quiso regresar a España pero que nunca puso hacerlo al fallecer en 1966".

El libro proyecta a través de los textos "lo complicado que fue para muchos de los exiliados su existencia, como lo fue para Vázquez Ocaña, sin estudios universitarios y que tuvo que vivir prácticamente de su pluma".

De ahí que desarrollase una importante labor periodística, también de investigación y de publicación de obras, destaca Expósito, como 'García Lorca, vida, cántico y muerte', que, "sin duda, es una de las grandes biografías publicadas sobre el poeta de Fuente Vaqueros".

Mientras que para Eduardo Vázquez Martín, nieto de Fernando Vázquez Ocaña, su tío representa "la reivindicación de una España republicana y progresista, libre de la oscura ritualidad nazi y fascista, pero libre también de los dogmas totalitarios de la Rusia de Stalin", según escribe en la edición, para el catedrático de Historia de Secundaria José Luis Casas, uno de los expertos sobre el periodo republicano y la Guerra Civil en Córdoba, "deberíamos reconocerlo a partir de ahora como la gran figura intelectual que fue, porque su labor no se circunscribió solo al ámbito del periodismo".

Álvaro Vega