EFEGranada

Las obras de rehabilitación de la muralla del Albaicín de Granada, conocida como muralla zirí, que han sido visitadas este viernes por la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, han recibido hasta el momento 3,5 millones de euros para la consolidación de sus estructuras.

Esa aportación del Ministerio de Cultura y Deporte, a través del Instituto de Patrimonio Cultura, ha ido destinada a la consolidación de las estructuras mediante tareas de limpieza, restauración, refuerzo de sillares originales y protección de muros y torres.

También a la eliminación de elementos extraños a la muralla y tratamiento contra la proliferación de especies vegetales invasoras.

La ministra de Hacienda, acompañada del delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, ha visitado los últimos tramos donde se ha actuado para la recuperación de esta muralla, titularidad estatal y declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.

Esta actuación, ha dicho Montero, supone recuperar la historia de Granada para conocer sus orígenes "más allá de la época nazarí y descubrir su pasado e interpretarlo en el presente".

Más de 3.800 visitantes participaron en la última edición del programa Abierto por restauración, ha indicado la ministra.

Los últimos trabajos se enmarcan en cuatro actuaciones en tramos localizados en la Torre de las Tres Caras, situado en un solar de titularidad municipal, y en la puerta de Hernán Román, detrás en la ermita de San Cecilio y donde se han encontrado restos arqueológicos de la antigua muralla romana y medieval.

Las otras actuaciones han sido sobre el lienzo situado en la cuesta de la Charca y en el tramo de muralla y torre localizados en la calle horno de San Agustín y el convento de las Tomasas.

Este estudio histórico, ha indicado la ministra, ha permitido conocer más aspectos sobre los trazados de las defensas de la ciudad y sobre la situación del primera ciudad, anterior a la situación de ésta en la Alhambra.

En su conjunto, el proyecto principal de consolidación y restauración de estos cuatro tramos de la muralla se inició en 2016, si bien los grandes hallazgos obligaron a modificar el proyecto inicial -con una inversión total de 1,45 millones de euros- y han prologando su finalización.

Durante estas obras se llevaron a cabo sondeos arqueológicos en el solar de la ermita de San Cecilio y en el adyacente que permitieron sacar a la luz tramos de muralla desconocidos.

Junto a estas actuaciones, el Instituto de Patrimonio Cultural también declaró de emergencia, en julio de 2019, los trabajos dirigidos a la recuperación de la seguridad y estabilidad estructural y material de un lienzo de muralla situado en a la cara externa del tramo que desciende desde la ermita de San Miguel Alto hacia la Vereda de Enmedio y que forma parte de la muralla nazarí de Granada en la vertiente del Sacromonte o Cerca de Don Gonzalo.

Estas obras ya finalizadas han supuesto una inversión de 458.492 euros.

También dentro de los proyectos de conservación y restauración en la muralla se ha ejecutado una tercera actuación en el tramo del Carmen del Albaicín y el torreón de las Veredillas de San Agustín, dentro del Carmen Rodríguez-Acosta, con una inversión que supera el millón de euros.

Anterior a estos tres proyectos y desde 2011, el Instituto del Patrimonio Cultural ha destinado 925.975 euros a obras de emergencia y consolidación de paños de la muralla situados en la zona de Plaza Larga, Torre de la Muralla Qadima en calle Guinea, callejón de San Cecilio en el Albaicín y en la zona cercana a Don Gonzalo.