EFESevilla

Pablo García Baena fue un poeta que "asumió el éxito con la misma discreción que el olvido", que hizo de la discreción su divisa y que no concedió importancia a muchos de los textos en prosa que escribió y que, ahora reunidos, sumarán más de dos mil páginas, claves también para entender su obra poética.

Así lo ha explicado a EFE el poeta, editor y erudito Rafael Inglada, quien ha dedicado los últimos cuatro años a rastrear esta ingente colección de textos en prosa, de los que ha explicado que García Baena consideraba muchos de ellos "como algo menor" pero que constituyen "un universo que puede servir para comprender mejor al poeta".

Los dos primeros volúmenes de "Prosa Completa" de García Baena, editados por Renacimiento, suman unas 1.400 páginas que, según Inglada, serán completados después del verano con un tercer tomo que superará las 700 páginas y con una "Cronología" de la vida del poeta cordobés que añadirá otras 600 páginas, un corpus que completará los dos tomos de la "Poesía Completa", también recientemente publicada por la misma editorial.

El primer tomo de la "Prosa Completa" lleva una introducción de la profesora de la Universidad de Córdoba Celia Fernández Prieto, autora de la frase "asumió el éxito con la misa discreción que el olvido", dedicada a García Baena, de quien afirma que "no se interesó por explicar o teorizar sobre el proceso de composición de sus poemas, ni entró en discusiones metapoéticas".

Por ese motivo señala que en los artículos y colaboraciones que se recogen en la "Prosa Completa" suponen "un valioso material para apreciar las bases de su educación estética y sentimental, la amplitud de lecturas e intereses que conformaron su bagaje artístico y cultural, y la red de amistades tejidas en convergencias literarias y vitales".

Además, destaca la profesora, el gusto por la brevedad y la sintaxis fluida de García Baena se ajustan a las exigencias de la semblanza, la necrológica, el prólogo, la reseña, las cartas o las entradas de calendario que pueden asemejarse a las entradas de un diario.

Rafael Inglada ha explicado que entre los textos más curiosos e "íntimos" que ha recopilado están las anotaciones que el poeta hacía cuando tenía que intervenir como jurado de concursos poéticos, unas anotaciones que, entre otras cosas, revelan el interés que siempre mantuvo por las nuevas voces poéticas.

Entre estos textos "hay mucho inédito", ha señalado expresivamente Inglada, como muchas presentaciones que hizo de la obra de artistas amigos, poetas, pintores y escultores, que han permanecido desperdigadas, que no se editaron nunca y que no siempre han sido conservadas en el archivo personal del poeta.

Inglada, además de este archivo personal, que es la fuente principal de la "Prosa Completa", ha tenido que rastrear los textos del poeta en colecciones de catálogos de bibliotecas, entre los archivos de amigos y artistas a los que le presentó alguna obra, en hemerotecas, para ir encontrándolos desde en la cubierta de un disco hasta en el catálogo de un pintor local.

Del poeta cordobés "siempre se han hecho estudios basados en su poesía y en las fuentes de su poesía", ha señalado Inglada, convencido de que ahora esos estudios podrán multiplicar las fuentes de la poesía del que fue una de las voces principales del grupo "Cántico".

El segundo y tercer tomo se han dedicado a agrupar la obra dispersa, mientras que en el primer tomo se han unido los libros de prosa que el poeta publicó en vida como "Lectivo", "Calendario" o "Los libros, los poetas, las celebraciones, el olvido", entre otros textos dedicados a las cofradías de Córdoba, al cante jondo, a la gastronomía cordobesa y la cocina conventual y el discurso de recepción del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, entre otros.

Alfredo Valenzuela