EFEMálaga

"Parisia", la cuarta novela del jiennense Damián Cordones, es un homenaje al escritor polaco Stanislaw Lem en el centenario de su nacimiento que se inspira en la reseña de uno de los libros ficticios de su "Biblioteca del siglo XXI" y que juega en los límites entre la realidad y la ficción.

"Leí hace tiempo esa reseña, me impactó y se quedó en la memoria esa historia que siempre pensé que me gustaría escribir", afirma en una entrevista con Efe el autor de "Parisia", publicada por el sello malagueño Ediciones El Transbordador.

En la novela de Cordones, unos franquistas exiliados tras la muerte de Franco crean en Portugal una corte alrededor de su enloquecido líder, que se transforma en el monarca francés Luis XVI.

Pese a que Lem concibió esta historia con protagonistas nazis, en "Parisia" se ha adaptado al contexto español, explica el autor, que cuando escribió este libro desconocía que en 2021 se celebraba el centenario del nacimiento del polaco, al que quería rendir homenaje al considerar que "no está suficientemente valorado".

"En principio lo imaginé como una historia muy larga, porque en la reseña se habla de que es un libro de dos tomos, y luego lo fui adaptando al contexto español", señala Cordones, que cree que aquellas reseñas ficticias de Lem son una suerte de "lista de libros que él no tenía tiempo de escribir".

Considera que, de toda la "Biblioteca del siglo XXI" de Lem, considerado un gran maestro de la ciencia ficción, "la historia que hay menos de ciencia ficción es esta", por lo que tampoco a "Parisia" se le puede "poner esta etiqueta", según Cordones.

"En sus reseñas ficticias se toca uno de los temas fundamentales de Lem y de la ciencia ficción, los límites entre lo natural y lo artificial. Hay cosas que son verdad y parecen mentira, y hay cosas que son verdad y mentira a la vez", apunta.

Esa obsesión "se desarrolla en esa historia de manera muy clarividente, porque no juega a inventar cosas que no existen, sino que son personas y situaciones llevadas a un extremo y a jugar a otros roles".

"Una de las cosas que más me atraen es el límite entre lo verdadero y la ficción. La literatura ha jugado toda la vida con lo aparentemente real y lo ficticio", afirma Cordones, que "imagina" a Lem como un "lector probable" de "Parisia".

Sobre las posibles polémicas por dar el protagonismo a exiliados franquistas, admite cierta "inquietud" por la posibilidad de que su libro sea "malinterpretado o concebido como una cuestión ideológica, que la hay, porque ideología hay en todos los sitios, pero no es una cuestión partidista, es un contexto".

"Igual que la historia de Lem parte de cuando caen los nazis, aquí arranca cuando muere Franco, aunque no fue igual, porque en España no tuvieron que huir", precisa Cordones, que insiste en que "el fin del libro no es partidista".

Uno de los conceptos que manera en el libro es el del delirio, entendido "como delirio colectivo que se vive en una sociedad, que es lo que hace el protagonista, que va creando un contexto alrededor y unas relaciones sociales bajo la premisa de la represión".

"Ese delirio es algo artificialmente creado, en lo que estamos generalmente. Nos encontramos con una manera de vestir, de hablar o de reaccionar a determinadas cosas, y uno debe aceptarlo dentro de lo que es el contexto en el que vive. Uno solo puede romper el silencio si va a delirar, y ese delirio es la represión colectiva a la que te debes sumar, porque la divergencia está castigada".