EFEMálaga

Una exposición sobre Pablo Picasso y los libros revela la estrecha relación del artista con la literatura, en concreto con la poesía, como se puede ver en más de un centenar de grabados, escritos y libros ilustrados en el Museo Casa Natal de este creador en Málaga hasta el 25 de octubre.

El comisario de la muestra, Carlos Ferrer, ha destacado este jueves que el artista sufrió en 1935 una "crisis espiritual", cuando se definió como "un pintor viejo y un poeta recién nacido" y se apartó durante ocho meses de la pintura para dedicarse a su otra pasión.

Escritos ilustrados como "Poemas y litografías" o "El entierro del conde Orgaz" son algunos ejemplos de ello que se exhiben en esta exposición denominada "Au rendez-vous des poètes. Picasso y los libros"

Ferrer se ha referido a ese título en francés, que significa lugar de encuentro o reunión de poetas, y elegido en honor a Picasso, que "pensaba en la poesía como algo que estaba por encima de la literatura y la pintura y que para ser artista, independientemente de la disciplina, debías ser poeta".

La muestra presenta un recorrido cronológico del pintor por una faceta poco conocida, desde la influencia que cuando apenas tenía veinte años recibió de grandes figuras de la Generación del 98 como Pío Baroja, Azorín y Unamuno o de su paso por París, donde conoció a Max Jacob o a la estadounidense Gertrude Stein.

La visita comienza en la sala "La juventud de Picasso", que recoge las primeras relaciones del artista con escritores y poetas como Guillaume Apollinaire, para el que realizó una serie de dibujos destinados a libros ilustrados como "El Bestiario" o "El cortejo de Orfeo".

Hay una segunda parte, la llamada "Literatura comprometida", dedicada a un Picasso que en la obra "Sueño y mentira de Franco" satirizaba la historia del general sublevado, un apartado que destaca también los retratos de heroínas y héroes del contexto sociopolítico de la época.

Bajo el título "Picasso y los surrealismos/Autores españoles", hay otra sala dedicada a los amigos de Picasso donde se recogen obras que ilustró a autores como Cocteau, Reverdy, Goll o Césaire.

El recorrido concluye con una "Picasso escritor", etapa en la que se dedicó a la poesía durante la crisis mencionada, un periodo literario que dura hasta sus últimos años.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha resaltado en la presentación que con esta selección se "profundiza en esa sinergia que Picasso hace entre los creadores literarios y, a su vez, la influencia que recibe".

El director de la Agencia Pública para la Gestión de la Casa Natal de Picasso y de otros Equipamientos Museísticos, José María Luna, ha catalogado esta muestra como "la exposición del año en Málaga".