EFEMálaga

Una madre soltera, cuyo hijo sufre síndrome de Asperger, se enfrenta a una sociedad que le es hostil y a todos los obstáculos que le opone la burocracia en la película argentina "Aire", segundo largometraje dirigido por el cineasta de origen venezolano Arturo Castro Godoy.

"La película parte de un conflicto muy simple, pero intenta manejar la tensión y tener al espectador lo más cerca posible de la protagonista", ha afirmado en rueda de prensa Castro Godoy, que ha presentado este sábado la película en la sección oficial a concurso del vigésimo segundo Festival de Cine en Español de Málaga.

Deseaba "poder ir trabajando en muchas capas al mismo tiempo" y mostrar "la transformación que sufre el personaje a lo largo de la película, porque debe entender que, aunque hay que luchar en la vida y encarar las situaciones, porque el sistema nos obliga a competir, a veces si nos tomamos un respiro y miramos alrededor, encontramos una mano que nos ayude, siempre que estemos dispuestos a aceptarla".

La protagonista, con un empleo precario en un supermercado, recibe una llamada en la que se le comunica que su hijo ha sufrido una caída en la escuela, y debe atravesar la ciudad para encontrarle.

Para el director, esa mujer se siente "como un engranaje dentro de la maquinaria" y "su desajuste tiene que ver con que las instituciones no se ajustan a los casos individuales, a la humanidad individual".

"Cuando el engranaje no encaja perfectamente, la maquinaria se desajusta, y las instituciones deberían hacernos más fácil la vida, pero nos terminan abandonando", ha añadido Castro Godoy.

A su juicio, "más que egoísmo, antipatía u hostilidad de la sociedad o de las instituciones hacia la gente, lo que hay es apatía y desinterés, y lo que en realidad sucede es que todos estamos cansados para encontrarnos".

Aunque cuando empezó a escribir la historia no era su propósito principal, la película ha terminado teniendo "un punto de vista feminista muy claro", puesto que "uno se pregunta qué pasaría si la protagonista fuera hombre, y la conclusión es que muy probablemente le sería más fácil todo".

Ha explicado que, desde las primeras versiones del guion, pensó en que la actriz Julieta Zylberberg encarnara a la protagonista, y cuando contactó con ella hace tres años y le presentó una primera sinopsis, se mostró muy interesada por participar en el proyecto.

"Ha hecho un papel maravilloso, ha trabajado en muchas capas al mismo tiempo y ha conseguido soportar la cámara cercana. Está en todos los planos de la película y la lleva sobre sus hombros en todo el metraje", ha resaltado Castro Godoy.