EFESevilla

"El fantasma de Azaña se aparece en chaqué" se titula la novela humorística de Alfonso Vázquez, discípulo del esperpento de Valle-Inclán que ha elegido como protagonistas a Ortega y Gasset, Manuel Azaña y una joven Isabel II, en San Roque on the Rocks, un "Peñón" español en el Reino Unido.

La novela, publicada por Reino de Cordelia, transcurre durante la postguerra española y otros personajes destacados son la filósofa María Zambrano, su hermana Araceli y el periodista Julio Camba quien, como hizo realmente en los últimos años de su vida, vive en la habitación del hotel.

Alfonso Vázquez (Málaga, 1970) ha dicho a Efe que los personajes históricos "otorgan veracidad cómica en situaciones absurdas", como las de sus novelas, y ha puesto como ejemplo la escena de Ortega y Camba encerrados en el ascensor averiado de un hotel.

La colonia española imaginada por Vázquez, ubicada en el límite de Inglaterra con Gales, es un minúsculo territorio español del que se apropiaron las tripulaciones de tres barcos encallados de la malograda Armada Invencible a finales del XVI -o sea, más antigua que la colonia británica de Gibraltar-, y su nombre es un guiño a la localidad gaditana de San Roque, por su proximidad al Peñón.

Vázquez ha asegurado que se le ocurrió este escenario para ambientar su novela "en una de las trifulcas que suelen surgir en las aguas del Peñón de Gibraltar", concretamente la de un verano en el que la Administración gibraltareña decidió arrojar bloques de hormigón al agua para importunar a los pescadores españoles.

El autor se preguntó entonces "cómo sería si sucediera al contrario" y, como conoce el sur de Inglaterra porque estudió allí en su adolescencia, decidió crear en ese lugar la "histórica" colonia de San Roque on the Rocks.

Vázquez ha asegurado que aunque sus novelas no son históricas sí que tienen una base histórica, mientras que "del espejo deformante del humor" ha dicho que, con sus personajes, lo emplea "con cariño" en la mayoría de los casos.

Manuel Azaña fue, según el autor, "un gran hombre de Estado al que no acompañaron las circunstancias históricas", si bien en la novela se limita a una serie de apariciones fantasmales "desprovistas de cualquier significado político".

Desde el humor se abordan también los ecos de la rivalidad entre Azaña y Ortega, y entre la discípula del filósofo, María Zambrano, y su maestro, del que Vázquez dice que fue "un genio encantado de haberse conocido, con un gran ego".

María Zambrano y su hermana dirigen en San Roque On the Rocks el "Instituto Kantiano", conocido como "El Partenón" por sus perfiles arquitectónicos y uno de los principales centros filosóficos de Europa, al que en la novela asiste Ortega para dar una conferencia, lo que es una de las bases argumentales de la narración.

"El fantasma de Azaña se aparece en chaqué" también posee una trama de misterio y un crimen que será resuelto por unos personajes secundarios delirantes, como un agente de policía con premio a la natalidad, un primo de Leon Trotsky y varios espías.

Sobre la valoración literaria del humor, Vázquez ha dicho que cuando éste es irreverente "no suele ser bien recibido por el poder establecido", y que algo similar sucede con el cine porque "si haces un papel de tetrapléjico tienes asegurado un Oscar o un Goya".

No obstante, ha concluido: "Gracias a Cervantes existe el humor, e incluso el humor inglés".

Alfredo Valenzuela