EFESevilla

El ala-pívot andaluz Pablo Aguilar, que jugó en Japón durante la pandemia y ha militado en el San Pablo Burgos en la recién concluida fase final de la Liga Endesa, ha declarado este miércoles que ha tenido "sensaciones inmejorables después de tanta inactividad" tras su estancia en tierras niponas.

"Estoy muy contento con el trabajo realizado durante estos meses atrás, feliz por haber vuelto a España. He demostrado que estoy listo para jugar, para competir, ya que la lesión en la mano está bien. Ya no es una excusa para nadie", ha asegurado el baloncestista internacional en declaraciones a Efe.

Aguilar formó parte en Valencia de la plantilla burgalesa, sorprendente semifinalista del torneo, y se confiesa "muy contento" por que San Pablo fue "el mejor equipo a la hora de jugar del campeonato y el mejor grupo de personas fuera de la pista", lo que considera "clave para el rendimiento dado en estos seis encuentros".

La plaza en semifinales es, según el jugador granadino, "todo un logro para un club como San Pablo Burgos, una gesta" y ahora Aguilar necesita "unos días para darle vueltas a lo que pueda pasar la temporada que viene".

"Es una decisión que tomaré sin prisas. Ahora toca disfrutar de las vacaciones por lo extraño que ha sido el curso. Ese periodo de relax me vendrá bien de cara a la determinación que tome con respecto al año que viene", ha concluido el que fuera campeón con España en el Eurobasket de 2015.