EFESevilla

Los mexicanos del Betis Andrés Guardado y Diego Lainez representan hoy por hoy la cara y cruz del fútbol porque, mientras el primero es pieza fundamental del equipo bético y ha sido renovado hasta 2022, el segundo no termina de cumplir las grandes expectativas con las que llegó en el mercado de invierno de la pasada temporada.

Mientras que 'El Principito' Guardado es, desde su llegada desde el PSV Eindhoven holandés en 2017, uno de los pesos pesados del Betis, del que es segundo capitán tras Joaquín Sánchez, Lainez no ha terminado de entrar de lleno en los planes de los dos entrenadores con los que ha trabajado, Quique Setién y Joan Francesc Ferrer 'Rubi'.