EFEMadrid

La Comisión Antiviolencia ha propuesto este viernes una sanción al Real Betis de 150.000 euros, así como el cierre temporal de su estadio por un mes, debido a los "gravísimos incidentes" ocurridos durante el pasado Betis-Sevilla de Copa del Rey, en el que un aficionado lanzó una barra de PVC que impactó en el jugador del Sevilla Joan Jordán, informó el Ministerio del Interior.

La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte recuerda en un comunicado que "es condición de acceso en el estadio no introducir, portar o utilizar cualquier clase de objeto que pudiera producir los mismos efectos que un arma o incurrir en conductas violentas".

"Además, son condiciones generales de permanencia en el recinto deportivo no practicar actos violentos, y en particular, no agredir ni alterar el orden público y no lanzar ninguna clase de objetos, algo que no sólo no evitó el Real Betis Balompié, sino que tampoco puso los medios necesarios para resolverlo", añadió.

La sanción propuesta por Antiviolencia se respalda en que el Betis ya ha sido propuesto para sanción por hechos similares en hasta 10 ocasiones más en lo relacionado con "deficiencias en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores en el recinto deportivo", siendo la última de ellas en la temporada 2019-20 con una propuesta de sanción de 30.000 euros.

Además, la comisión ha propuesto una sanción particular de 60.001 euros y la prohibición de entrar a recintos deportivos por un período de cinco años al aficionado culpable de los hechos ocurridos en el encuentro señalado, del que destacan su condición de "miembro de un grupo radical y violento".

De la misma manera, la Comisión Antiviolencia "condena los graves incidentes ocurridos en San Sebastián cuando una serie de aficionados apedrearon el miércoles al autobús del Atlético de Madrid con gran riesgo para la integridad física de los jugadores, conductor del autobús y cuerpo técnico que iban en su interior".