EFECádiz

El entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, ha declarado este viernes, un día antes de recibir al Alavés, que cree que el apoyo del presidente del club, Manuel Vizcaíno, es el “mismo” y que no se plantea una posible destitución en caso de caer ante los vitorianos.

“Imagino que el apoyo es el mismo. No he tenido una comunicación con él. Si no me ha dicho nada no será porque piense algo diferente, pero no lo sé”, explicó Cervera en rueda de prensa.

El técnico del conjunto gaditano recalcó que “en el ambiente está” que el Cádiz se juega “mucho más” ante un rival directo en la lucha por la permanencia, pero para él juegan "tres puntos en la jornada 10”.

Cervera incidió en que es necesario “evitar” que lo que “se habla alrededor” sobre que el Cádiz se juega la “vida” les “afecte” y dijo que le llama la atención que en Primera se les obligue a estar dos o tres partidos por encima del descenso: "no deja de extrañarme la exigencia que tiene el Cádiz en Primera División”, remarcó.

Señaló que “recordar” el buen inicio liguero de los gaditanos el año pasado “para hablar de este no es una solución”, ya que "no tiene nada que ver la temporada pasada con ésta, los equipos son distintos", les conocen "y los contrarios se han reforzado”, indicó.

“Lo que no era normal era lo del año pasado, lo de este es más normal”, insistió Cervera.

Sobre el hecho de que el Cádiz tenga el quinto menor presupuesto de la categoría, el entrenador de los gaditanos manifestó que le parece “ventajista decirlo ahora”, cuando en Segunda División eran el doce y hace dos temporadas lograron el ascenso: “esto no vincula absolutamente para nada lo que se ve en el campo”, aseveró.

Cervera reconoció que la situación del Cádiz, con dos puntos por encima de los puestos de descenso, es “complicada” para el equipo pero no para él.

“Si es hasta aquí (su continuidad) y alguien decide que el Cádiz tiene que ir a Liga Europa, no puedo hacer nada”, afirmó el técnico.

Del Alavés, destacó su delantera y recordó que “no ha empezado como quisiera” y que la campaña anterior “lo pasó muy mal hasta el final”, por lo que “aprendiendo de ese pasado ha intentado cambiar alguna cosita”.

Cervera negó que él haya “aireado nada” de las salidas nocturnas de algunos jugadores porque “era algo que estaba en la calle" y él tomó la decisión deportiva que creyó que debía tomar: cada uno toma las decisiones que cree que tiene que tomar en el puesto en el que está”, aseguró.