EFEGranada

El entrenador del Granada, Diego Martínez, espera este jueves ante el Navalcarnero, en los octavos de final de la Copa del Rey, un partido "tremendamente competido y exigente" porque se van a medir a un oponente que "compite muy bien y ha eliminado a grandes equipos" en las rondas previas.

"Estar en los octavos de final ya es en sí mismo algo muy bonito, histórico y que queremos disfrutar", indicó Diego, quien espera un partido con "momentos para todo" que su equipo afronta "preparado y desde la convicción de que son unos octavos de final de Copa del Rey y eso ya es un éxito".

"Nos vamos a enfrentar a un rival que ha eliminado a grandes equipos, a un conjunto que compite muy bien", añadió el técnico, citando la "peculiaridad" de jugar en un estadio de hierba sintética que les va a obligar a adaptarse "a la superficie y a las dimensiones" ya que "es un campo muy estrecho que exige otro tipo de registros".

El preparador rojiblanco dejó claro en declaraciones remitidas por el club a los medios que van a intentar "competir con la máxima concentración e ilusión" y que saben que les espera un partido "tremendamente competido y exigente".

"En la competición a un partido puede pasar cualquier cosa. A disfrutar, a competir y a seguir mostrando nuestros valores como equipo en cada partido", agregó el preparador del Granada, quien dijo que Luis Ayllón, entrenador del Navalcarnero, está haciendo "un gran trabajo".

Diego guarda "muy buenos recuerdos" del año en que coincidió con Ayllón en el curso del Nivel III de entrenador, porque se formaron con "gente magnífica, muy buenos profesionales y muy buenas personas".

"Son historias del fútbol muy bonitas, sobre todo para los que venimos desde muy abajo luchando por hacer de esta pasión una profesión", aseveró al respecto.

Sobre la marcha del Granada esta campaña, el entrenador resaltó que es "tremendamente complicado y muy difícil de conseguir" el hecho de "superar el récord de puntos dos años consecutivos en una primera vuelta"

"Hay que apoyarse en el positivismo y la ilusión. Cuantos más partidos ganemos mejor, pero eso no se puede garantizar porque esto es un juego y el rival también juega. Lo que cumplimos y prometemos es lo que siempre hace este equipo, que es que lo deja todo hasta el final", comentó.

"Podemos estar en un partido más acertados o menos, pero los valores siempre están ahí. Los jugadores se están exprimiendo, siempre van adelante y solo puedo darles las gracias y sentirnos orgullosos", finalizó Diego.