EFESevilla

El Real Betis ha hecho público en la noche de este sábado un comunicado en el que "condena enérgicamente el lanzamiento de un objeto al terreno de juego durante el partido de la Copa del Rey" que disputaba en el estadio Benito Villamarín ante el Sevilla y destaca que el club "ha colaborado de inmediato con la Policía Nacional para la identificación del presunto autor del lanzamiento".

El Betis añade en su escrito que a ese aficionado "se le aplicaría con el máximo rigor el Reglamento disciplinario de la entidad" y que la intención del club ha sido "en todo momento reanudar el partido y espera concluirlo lo antes posible".

El derbi, de los octavos de final de la Copa del Rey, fue suspendido por el árbitro después de que a los 39 minutos del primer tiempo el sevillista Joan Jordán recibiera en la cabeza el impacto de una barra de PVC justo tras empatar a uno el equipo local.

El incidente ocurrió nada más igualar el Betis con un 'gol olímpico' del francés Nabil Fekir y, en la celebración del tanto por la hinchada local, un palo lanzado desde la grada de Gol Sur del Benito Villamarín impactó en la cabeza de Jordán, quien en un primer momento se quedó caído en el césped, algo aturdido.

La Policía Nacional, integrante del dispositivo de seguridad activado para este encuentro de rivalidad que había sido declarado de alto riesgo, trabaja desde que ocurrieron los hechos en la identificación de los presuntos autores de los altercados, aunque por el momento no hay detenidos, según informaron fuentes policiales.