EFEHuelva

El delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, ha pedido hoy prudencia y esperar al atestado oficial sobre las causas del accidente de tráfico en el que este fin de semana perdió la vida el exjugador del Sevilla F.C. José Antonio Reyes y un primo de éste, ya que "hasta ahora son todo especulaciones".

Cuestionado por los periodistas sobre este suceso en Huelva, donde ha presidido la reunión de coordinación del dispositivo de tráfico y seguridad 'Rocío Seguro 2019', ha querido dejar claro que el atestado "no ha concluido". "Hay que dejar trabajar a los profesionales y cuando concluyan el atestado se podrá dar una versión oficial de cuáles son las causas y motivos del accidente".

En este sentido, ha señalado que todas aquellas informaciones que hablan de posibles causas y que apuntan incluso a que el vehículo del futbolista conducía a 237 kilómetros por hora son, por el momento "elucubraciones".

"Hasta que la Guardia Civil no concluya su trabajo no podemos confirmar ni desmentir nada, tenemos que dar una información fiable, apoyada en el trabajo real, científico y de investigación de quienes saben hacerlo", ha recalcado el delegado del Gobierno en Andalucía.

Asimismo, ha indicado que hacerlo de otro modo sería "aventurarnos o especular" y considera que "hay que guardar la seriedad por lo que el hecho supone en sí y por respeto a la familia, ya que cualquier especulación no contrastada mediante informe oficial lo que podría traer como consecuencia es agravar su dolor y jugar un poco con el nombre de los fallecidos".

"La mínima precaución exige esperar a que los profesionales puedan acabar su trabajo y esto se hará lo más rápido posible, no vamos a escatimar ni medios ni recursos", ha apuntado. EFE

1010282

lra/dt