EFESevilla

La plantilla del Sevilla regresó este miércoles al trabajo con la mira puesta en la trascendental cita del domingo en Getafe, después del premio de tres días de asueto que Joaquín Caparrós otorgó a sus futbolistas tras la victoria del pasado sábado en el derbi del Sánchez Pizjuán ante el Betis.

Los jugadores han tenido la oportunidad de presenciar estos días los desfiles procesionales de la Semana Santa sevillana y ahora tienen los cinco sentidos puestos en el Coliseum Alfonso Pérez, al que llegan cuartos en la clasificación con 52 puntos, solo uno mas que el cuadro madrileño, quinto en la tabla.

A falta de seis jornadas para que culmine el campeonato, los tres puntos en juego en Getafe se plantean muy importantes para ambos en la busca de un premio 'Champions' del que también está al acecho el Valencia.

Caparrós, que cumplirá su sexto partido en el banquillo tras la destitución de Pablo Machín, confía en mejorar aún más los números que dicen que ha sumado doce de los quince puntos en juego.

El preparador utrerano, después de esta sesión matinal a puerta cerrada en la ciudad deportiva, ha programado las tres siguientes hasta el partido -jueves, viernes y sábado- a partir de las 14.00 horas para que los futbolistas adapten su metabolismo al horario fijado para el choque.

Para el viaje a Getafe, el Sevilla está pendiente de la evolución física de dos jugadores que ya fueron baja el sábado ante el Betis, el centrocampista francés Maxime Gonalons y el delantero portugués André Silva.

Ninguno estuvo este miércoles con sus compañeros en la sesión preparatoria, después de que Gonalons fuera baja de última hora en el derbi al sufrir un daño muscular en el aductor derecho y que André Silva siga la recuperación de unas molestias en el tendón rotuliano de la pierna izquierda.

El Sevilla informó este miércoles de que ambos "siguen trabajando al margen para poder estar en la lista" de convocados que Caparrós ofrecerá el sábado.

Son bajas seguras para el choque de esta trigésima tercera jornada el defensa austríaco Max Wöber, con una fractura de menisco, y el extremo Manuel Agudo 'Nolito', en la fase final de su recuperación de una rotura de peroné.

También se perderá el partido el central portugués Daniel Carriço, quien ante el Betis fue amonestado y posteriormente sancionado con un encuentro de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.