EFEMálaga

El Unicaja, tras tres victorias consecutivas, dos en la Liga Endesa y una en la Eurocopa, recibe el miércoles en el Palacio Martín Carpena al Germani Brescia italiano (20.45 horas), partido de la cuarta jornada del torneo continental en el que se mide al colista del grupo B.

El equipo malagueño tiene la posibilidad de terminar la jornada como primero a la espera de los resultados de las dos formaciones montenegrinas del grupo, el Mornar Bar y el Buducnost, empatados a dos triunfos con los del técnico Luis Casimiro.

El Unicaja ha enlazado una racha positiva ganando al Valencia Basket (66-71) y Herbalife Gran Canaria (80-84) en la competición doméstica y al Buducnost (91-87) en la Eurocopa, lo que ha calmado los ánimos y ha dado un sorbo de confianza después iniciar la campaña con muchas dudas.

Luis Casimiro intentó paliar la situación y las carencias en el juego interior dándole la alternativa a un joven jugador, el pívot congoleño Yannick Nzosa, 16 años, que ha sorprendido batiendo récords de precocidad en ambas competiciones.

Nzosa, que debutó en la ACB ante el MoraBanc Andorra, ha rehabilitado al equipo junto con la mejor forma de varios jugadores claves en el esquema del entrenador manchego.

El rival del miércoles, que como el Unicaja también cuenta con un positivo por coronavirus en su plantilla, aislado en la actualidad, es noveno en la Lega con dos triunfos y dos derrotas.

Tiene jugadores que destacan como los exteriores Luca Vitali, Salvatore Parrillo, Giordano Bortolani o el estadounidense Drew Crawford.

Este pasado domingo venció en Italia al Trieste (75-63) con la gran aportación precisamente de Crawford, quien anotó diecinueve puntos.