EFESevilla

El centrocampista mexicano Andrés Guardado declaró este viernes que la primera tarea del Betis en la pretemporada es "limpiar la cabeza y la imagen de lo hecho el año pasado", cuando los verdiblancos naufragaron hasta la decimoquinta plaza de la clasificación en LaLiga cuando el objetivo era disputar una competición europea.

En una rueda de prensa telemática ofrecida desde la concentración que la plantilla bética desarrolla desde el miércoles en Marbella (Málaga), Guardado se confesó dispuesto a "poner al Betis donde se merece", si bien advirtió que él es "más partidario de actuar y de demostrar el compromiso dentro del campo" porque "las palabras se las lleva el viento", dijo.

El internacional con la 'Tri', que el próximo septiembre cumplirá 34 años, no se pronunció sobre la ausencia de fichajes, ya que no le "corresponde" al no ser "director deportivo", pero sí aseguró que, como uno de los capitanes del equipo, va "a muerte con todo el que sea parte de la plantilla, el que está y el que pueda venir" para "ayudar a sacar la espinita del año pasado", subrayó.

Uno de los jugadores béticos es el delantero Diego Lainez, su compatriota, en quien mostró su "plena confianza", ya que "por algo está aquí", y vaticinó que, tras año y medio en el club, "demostrará que está preparado para jugar en el Betis".

Andrés Guardado destacó la "ilusión" con la que trabajan los futbolistas a pesar de la incierta situación por la pandemia de coronavirus, que ha obligado a "cambiar el protocolo de los primeros días", si bien él espera aprovechar la pretemporada para "trabajar y así tener menos problemas físicos" esta campaña.

"Tenemos que estar preparados para estar a la altura de la exigencia. No voy a descubrir a (Manuel) Pellegrini -el entrenador chileno que se ha hecho cargo del equipo para este curso-, que tiene mucha experiencia y se refleja desde la primera palabra, pero es pronto para saber la diferencia con otros técnicos. No me gusta comparar, nadie tiene una varita mágica", añadió Guardado.

El futbolista tapatío asume que está en un club donde "la presión se siente en redes sociales, con la afición o en las calles de Sevilla", lo que es algo que debe "manejar cuando te pones esta camiseta", por eso insistió que es "partidario de menos hablar y de más actuar".