EFESevilla

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha lamentado la "falta de sensibilidad" por parte del Gobierno de España con el deporte de alto rendimiento que, en su opinión, "ha sido equiparado al recreativo o amateur y no tiene nada que ver”.

En un encuentro telemático con la Asociación de Periodistas Deportivos de Málaga (APDM), el responsable andaluz de Deporte dijo que "esta falta de sensibilidad no facilitó que la desescalada en el deporte de alta competición" que, según consideró, "hubiera sido razonable".

Imbroda manifestó que, con ello, se dio "la situación surrealista de que el amateur podía salir a hacer deporte el 2 de mayo y el profesional el 4 de este mes; y señaló que “el deporte amateur, al tener pocas horas, provocaba que la gente se concentrara, con lo cual había riesgo de rebrote; aunque desconocemos aún el impacto que va a tener en la sociedad esta situación y en nuestros hábitos de vida”.

Entre otros asuntos, el consejero de Deporte andaluz manifestó que “el hospital de campaña de la Ciudad Deportiva de Carranque se va a mantener hasta el mes de febrero de 2021” y que, por ello, “se está trabajando para derivar a los equipos que usaban sus instalaciones a otras".

"Optimista" respecto a la reanudación de las competiciones "el 7 de junio, si no hay excepcionalidad”, Imbroda también afirmó que “el presupuesto establecido para el 2020 ha saltado por los aires, no existe", ya que "ha habido un enorme gasto e inversión en Sanidad y esto condiciona todas las partidas presupuestarias de las distintas consejerías”.

Indicó, entre otros asuntos, que desde su departamento van a "tratar de mantener unos compromisos" para la viabilidad del tejido deportivo andaluz y, sobre la desaparición de patrocinios privados, precisó que la administración no puede cubrir ese hueco, aunque sí "intentar llegar a las empresas que queden en buenas condiciones para tratar de hacerle atractivo su apuesta por el deporte”.

También se refirió a la situación del Málaga CF y lamentó que “tengan que salir 50 trabajadores del club”, una decisión "dolorosa, pero la autoridad judicial que está gestionando la entidad lo que está haciendo es desarrollar un ejercicio de responsabilidad para la supervivencia del club como institución deportiva”.

“Esto es un tema que se veía venir, sobre todo con la peculiar gestión del jeque, que era un presidente que gestionaba a través de Twitter; a pesar de que el impacto a su llegada fue enorme con esa cantidad de fichajes. Málaga, su afición, no estaba acostumbrada a tener un equipo de Champions”, dijo.