EFESevilla

La capilla ardiente del futbolista José Antonio Reyes, que debería haberse abierto al público a las 16 horas de este domingo en el Sánchez-Pizjuán, se abrirá al público con al menos una hora de retraso debido a que los trámites judiciales han demorado la llegada del féretro al estadio, ha informado el Sevilla.

Varios centenares de aficionados, la mayoría sevillistas pero también algunos ataviados con distintivos del Córdoba y el Extremadura, sus dos últimos equipos en España, se han congregado desde primera hora de la tarde en las inmediaciones de Gol Sur, por donde accederá el público al antepalco, donde se instalarán los restos mortales de Reyes.

El Sevilla ha dispuesto una decoración con los tres trofeos de la Liga Europa que el malogrado futbolista ganó con el equipo hispalense en un espacio presidido por una foto suya con la inscripción "Eterno capitán" y multitud de coronas de flores enviadas por particulares e instituciones.

El plantel del Extremadura, donde Reyes militaba desde el pasado mercado invernal, ha llegado ya al Sánchez-Pizjuán para despedir a su compañero, así como numerosas personalidades del mundo del fútbol, como el presidente de Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, o el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, antiguo directivo sevillista.