EFESevilla

Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla, ha manifestado este lunes que el Leganés, su próximo rival, "es un buen equipo" pese a su mala clasificación, y mostró su precaución ante el duelo con un rival que "tiene a bastantes jugadores" cedidos por los sevillistas -Roque Mesa, Bryan Gil, Ibrahim Amadou y Juan Soriano- y que conforman "una buena plantilla".

Para Lopetegui, "en Primera, todos los equipos tienen jugadores interesantes" y ha asegurado que tras haber "visto los últimos partidos" que ha disputado, lo considera "un equipo totalmente vivo" que está dirigido por "un entrenador con experiencia" como el mexicano Javier Aguirre.

El técnico vasco ve a sus hombres "preparados para competir en una situación" con muchos "partidos seguidos", aunque admite que "es cierto que hay jugadores que han acumulado muchos minutos" y debe saber "en qué disposición están mañana para hacer el once".

"Hemos tratado de afrontar siempre con normalidad esta situación. Estamos luchando por nuestro objetivo, tenemos mucha ilusión. Desde que hemos vuelto, todos los equipos nos jugamos mucho y el Leganés ha podido ganar los cuatro últimos partidos, así que nos va a exigir estar al cien por cien", ha añadido Lopetegui.

El preparador guipuzcoano hizo hincapié en cuidad "los detalles importantes, los defensivos y los ofensivos, que deciden" los choques" y por eso exige a sus futbolistas "llegar afilados a esta recta final" para "mejorar cuestiones como la solidez" en la estrategia defensiva, que ha costado muchos goles al Sevilla.

Lopetegui, a quien no preocupa estar sancionado mañana por acumulación de tarjetas porque "los que juegan son los futbolistas", indicó que prevé que Munir El Haddadi pueda "jugar de referencia arriba", ya que es un delantero "de un perfil diferente a En-Nesyri y De Jong", los dos arietes de su plantilla.