EFESevilla

El Sevilla de Julen Lopetegui ha vuelto a ejercitarse desde muy temprano este viernes después de la sesión vespertina del jueves y de que su plantilla, cuerpo técnico y empleados se sometieran a un tercer test consecutivo de coronavirus con resultados negativos, con la excepción del serbio Nemanja Gudelj.

Los de Lopetegui han empezado a entrenar a las 08.30 horas de este viernes para seguir preparando el partido de octavos de final de Liga Europa ante el Roma italiano, el próximo 6 de agosto en Duisburgo, en una semana procelosa en la que su centrocampista Gudelj dio positivo, aunque asintomático.

Después de 48 horas de parón forzoso por este positivo en coronavirus, la plantilla sevillista retomó en la tarde de ayer sus entrenamientos individuales con la lógica ausencia de Gudelj, quien pasa la cuarentena en su domicilio, y también la del extremo portugués Rony Lopes, cedido al OGC Niza francés.

La sesión de este viernes ha vuelto a ser individual, como marcan los protocolos de LaLiga y el CSD; y a ella seguirán nuevas pruebas previstas para el sábado y el lunes próximos antes de que el martes la expedición sevillista viaje a tierras alemanas.