EFESevilla

El Betis del chileno Manuel Pellegrini trabaja desde este jueves en el pequeño pueblo austriaco de Schladming, en el estado de Estiria, limítrofe con Eslovenia y que ha sido sede de acontecimientos deportivos como el Campeonato Mundial de Esquí Alpino de 2013.?

El Betis, que esta semana ya ha pasado los reconocimientos médicos, no se ha ejercitado en Sevilla por el calor intenso que ya hace en estas fechas en la capital hispalense y ha elegido el enclave austriaco en busca de temperaturas que permitan cargas las pilas sin heroicidades.

Por ello, los treinta jugadores elegidos por Pellegrini, doce de ellos de la cantera y con la novedad del brasileño Luiz Henrique, fichado al Fluminense hasta 2028, se desplazaron ayer a tierras austriacas y, desde este jueves, ya trabajan en un campo recoleto, adornado con escudos del Betis y entre montañas, según imágenes ofrecidas por el club.

Schladming ofrece, además de buenas temperaturas, instalaciones utilizadas, entre otros equipos, por el Hertha de Berlín y una tranquila población que no llega a los siete mil habitantes, lo que redundará igualmente en la tranquilidad buscada por la expedición verdiblanca.

Las instalaciones austriacas serán el cuartel general de los de Pellegrini hasta el próximo 16 de julio, cuando jugarán su primer amistoso de pretemporada ante el SVGrödig, de la tercera austriaca.

Entre los internacionales que se incorporarán tras la concentración austriaca, está el último fichaje bético, el central italo-brasileño Luiz Felipe Ramos, quien ha debutado con la Azzurra y que ha fichado por el Betis hasta 2027 procedente de la Lazio italiana.

Una vez que concluya la concentración el Schladming, la pretemporada del Betis tiene un segundo capítulo del 18 al 22 de julio en su ciudad deportiva; y del 25 al 30 de este mes, un tercero en tierras inglesas y en una ubicación por confirmar por el club.