EFEBilbao

El entrenador del Athletic Club, Marcelino García Toral, ha pedido "valentía, atrevimiento y decisión" a sus delanteros y "apoyo" a la afición de cara al partido liguero de este viernes ante el Granada en San Mames.

"Somos el equipo que mas corre de Primera División y el equipo que menos goles encaja. Los jugadores quieren y el Athletic algo hace bien", valoró el técnico asturiano en un discurso muy diferente al de hace una semana tras empatar en el Ciutat de Valencia, donde dijo que, si no se conseguían goles y resultados "con unos", había que hacerlo "con otros".

Marcelino hizo esa reflexión en la rueda de prensa previa a ese encuentro ante las críticas recibidas por su equipo tras los dos últimos partidos, la derrota ante el Cádiz en 'La Catedral' (0-1) y la visita al Levante (0-0).

Este jueves aseguró que aquello se refería única y exclusivamente al encuentro de Orriols y avanzó que mañana "muchos cambios no va a haber" porque mantiene "absoluta confianza" en unos futbolistas que, "por ser de la casa", asumen "más responsabilidad" y "presión" que si no lo fueran.

Al respecto, confesó no sentirse "muy lejos de la frase" de John Benjamin Toshack tras un mal partido de su equipo en la que el técnico galés venía a decir que después de un mal partido cambiaría a los once jugadores, pero que con el transcurso de la semana iba cambiando de opinión y cuando llegaba el nuevo encuentro sacaba "a los mismos once cabrones de siempre".

Marcelino pidió a sus delanteros "valentía, atrevimiento, decisión" y que busquen "con ahínco la portería rival", ya que, como no están "teniendo eficacia" goleadora, eso les crea dudas". "Hemos perdido algún puntito en robar tras pérdida y lo que hay que hacer es crear, ir al área y finalizar", resumió sus consignas en ataque.

En ese sentido, hizo una lectura "optimista" de la temporada, a pesar de los numerosos empates sumados, siete en los trece partidos disputados. "Hemos logrado muchos empates pero pudimos haber ganado más porque el equipo es fiable y competitivo y su actitud es loable", destacó.

Al respecto, hizo una consideración sobre los empates. "Me molestan mucho los empates a uno, pero cuando empatamos a cero es claro que en una parte del juego tenemos un rendimiento alto", apuntó, explicando que "el partido ante el Cádiz fue pobre" pero que el "del Levante mejor".

En todo caso, admitió que lo generado en Valencia fue "inferior" a lo que busca su equipo y que espera encontrar ante un Granada "irregular" y "con alguna baja en defensa", pero con "jugadores de buen pie que atacan bien los espacios". Por ello, pide a su equipo evitar "pérdidas en medio campo" que permitan contraataques del cuadro granadinista.

En todo caso, cree que el Athletic tiene que centrarse en sí mismo y afrontar el choque "con optimismo, alegría y atrevimiento" en un San Mamés al que vio "con una actitud loable, e incluso de aplauso" ante el Cádiz, a pesar del mal partido de los suyos.

"Necesitamos al público para que los jugadores se sientan arropados", dijo preocupado porque a sus hombres pueda pesarles la "presión". "Este equipo es competitivo y es difícil ganarle, pero estar reincidiendo en nuestro no alto bagaje ofensivo es generar más presión en nuestro futbolistas. Tenemos que procurar que nuestros jugadores se sientan alegres y atrevidos", pidió a la afición.

Y alertó: "lo que hagamos hasta el final de la temporada va a depender de nuestros números en San Mamés". Donde han cedido dos derrotas y un empate en seis partidos.