El meta sevillano Roberto Rodríguez, componente de la selección que ha ganado el oro con España en la final de los Juegos del Mediterráneo en Orán (Argelia) tras ganar a Egipto (27-28), ha manifestado a EFE que “el trabajo ha sido increíble".

"Desde el primer partido ante Turquía (46-19) marcamos nuestro verdadero nivel. Es cierto que había dudas al no haber disputado amistosos para preparar estos Juegos, pero hemos ido de menos a más a lo largo de toda la competición”, dijo el jugador del BM Benidorm de la Liga Asobal.

No escondió que en la final ante Egipto fueron "capaces de sacar adelante un partido que se puso muy complicado y eso todavía le da mayor valor a esta medalla de oro, que es muy merecida tras el trabajo del cuerpo técnico y de los jugadores”.

En relación a lo vivido con la selección antes y durante los Juegos, el portero formado en la cantera del BM Montequinto mantuvo que “la experiencia ha sido increíble, tanto a nivel balonmanístico como a personal", ya que "el grupo humano que se ha formado es excepcional".

"Nos llevamos todos muy bien dentro y fuera de la pista. Desde el primer entreno en Madrid, conectamos los más jóvenes con los más veteranos. Se ha hecho un grupo muy fuerte y eso se ha notado en la pista, pese a no llevar mucho tiempo juntos”, manifestó el meta nazareno de 21 años.

En el plano personal, se mostró “superagradecido por haber tenido la oportunidad de vivir una experiencia así" y agregó que ha "crecido en todos los sentidos: espero vivir de nuevo este tipo de experiencia, con resultados parecidos al menos”, apuntó.