Almería, 25 nov (EFE). El entrenador del Almería, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', ha considerado este jueves que el partido del sábado ante el Huesca será difícil como todo los de Segunda y ha incidido en dejar claro que su rival "no va a estar abajo ni cerca de abajo a medio plazo: no tengo ni una duda", afirmó.

"Jugamos contra un equipo que va creciendo y que tiene muy buena plantilla. No me da ni un mínimo de exceso de confianza que ellos no estén en la situación que les hubiera gustado", dijo Rubi, quien destacó que el oscense "es un equipo que se está construyendo fuerte desde atrás".

Citó, además, a jugadores como Ferreiro, Joaquín, Seoane, que son "importantes en la categoría" y subrayó que el duelo contra el Huesca "es un partido de Segunda, difícil siempre y con este rival aún más", que "el año pasado estaba en Primera División" y, "por algunos jugadores que ha incorporado, tiene una plantilla importante en la categoría".

Agregó que el conjunto aragonés "no ha empezado como les hubiera gustado a nivel de resultados, pero también que están recuperando sensaciones".

"Es un equipo que fuera de casa está sacando mejores resultados que en casa y es un equipo que creo que el 44% de los partidos ha tenido la portería a cero y que cada semana se les ve un poquito con más confianza", apuntó el de Vilasar de Mar.