EFENueva York

Directivos del Sevilla y del Betis presumieron este martes en Nueva York de las pasiones que levanta su 'gran derbi', que se disputará este fin de semana en la capital andaluza y que describieron como "uno de los partidos más emocionantes del mundo".

El jefe de negocios del Real Betis, Ramón Alarcón, y el director de mercadotecnia del Sevilla, Ramón Loarte, aunaron fuerzas en un evento organizado por LaLiga en la Gran Manzana para promocionar la imagen de los dos clubes en el mercado estadounidense, donde ambos pretenden tener una mayor presencia en los próximos años.

"Este es uno de los partidos más emocionantes del mundo", afirmó ante la prensa Alarcón, que destacó el enorme seguimiento que recibe el derbi sevillano en la ciudad, y que comparó con el legendario River-Boca de Argentina.

Ambos representantes coincidieron en destacar que, de los 690.000 habitantes que tiene Sevilla, casi un 14 por ciento de ellos son socios de alguno de los dos equipos, una cifra muy superior a otras ciudades que también cuentan con más de un club importante, como Milan, que con 1,3 millones de habitantes cuenta con 100.000 asociados.

Pese a la eterna rivalidad que existe entre el Sevilla y el Betis, Alarcón y Loarte se mostraron muy unidos en su aventura estadounidense, con la que tienen como objetivo encontrar un nuevo mercado para posibilitar un mayor crecimiento de ambos clubes.

"La rivalidad tiene que estar en las gradas, en el ánimo y en el terreno de juego. Luego hay proyectos que pueden beneficiar a ambas partes y a la ciudad de Sevilla, que todos adoramos", dijo Loarte en declaraciones a Efe.

"Ha sido muy fácil ponerse de acuerdo (con el Betis) y cada uno viene con su esencia", subrayó el representante del Sevilla, que señaló la importancia del papel de LaLiga a la hora de promocionar el fútbol español por el mundo.

Una armonía con la que estuvo de acuerdo el representante bético, que afirmó que su club se lleva "estupendamente" con el Sevilla.

"Todo héroe tiene que tener su villano. Si no hay villano, no hay héroe, aunque no voy a decir aquí quién es el héroe y quién es el villano", dijo Alarcón entre risas, y apuntó que "el que haya dos partes siempre ayuda".

El directivo bético aseveró que "ningún otro derbi tiene la pasión y la trascendencia que tiene el Betis-Sevilla", que el pasado septiembre se saldó con 23 detenidos en la madrugada previa al partido a consecuencia de una reyerta.

Por supuesto, también se vieron muestras de la clásica rivalidad entre ambos clubes, aunque en el tono jocoso que caracteriza a los sevillanos.

"Ramón no va a compartir esto, pero el Betis es el mejor equipo del que enamorarse", apuntó Alarcón, que habló de lo "duro" que será el derbi de este año, puesto que los dos equipos se juegan importantes puntos en la competición.

Aunque el calendario de los amistosos de verano no se ha cerrado, el directivo del Betis apuntó que su equipo de momento tiene previsto jugar "entre 4 y 8 partidos" en EE.UU., y el representante del Sevilla destacó su presencia en territorio estadounidense con dos academias de fútbol en Miami y otras dos en Newark (Nueva Jersey).

Ante la posibilidad de que algún partido oficial de LaLiga se juegue en EE.UU., algo que ese organismo aún está gestionando, ambos clubes se mostraron reticentes a que sea el derbi sevillano.

"Evidentemente a las dos aficiones les costará entender que no se celebre en Sevilla, porque estás todo el año esperando a que suceda, no te lo quieres perder", dijo Loarte.

"Nos debemos a los aficionados que llenan los estadios, a los 40.000 socios que llenan todos los partidos el Ramón Sánchez Pizjuán", zanjó.