EFEAlmería

La rapidez en las transiciones resultó clave para que el Almería pueda decir que está muy próximo a la salvación, tras ganar al Nàstic de Tarragona por 3-0 en un partido muy trabado en la primera parte, pero desatascado por la velocidad con la que interpreta el fútbol el equipo de Fran Fernández, que se puso 2-0 en dos acciones en el último cuarto de hora de la primera mitad.

Con Juanjo Narváez y Álvaro Giménez como 'actores', el Almería comenzó a sentenciar el partido con los dos goles del delantero ilicitano. Aunque lo intentó de inicio el Nàstic, no dio para más que para un par de saques de esquina.

El Almería, otra vez con el fútbol rápido, hizo el tercero por medio de Juan Carlos para no permitir al equipo de Enrique Martín soñar con meterse en el partido.

El cuadro andaluz consiguió romper un partido muy trabado, con poco fútbol, en el momento en el que las transiciones, arma de los rojiblancos, aparecieron, con la conexión entre Juanjo Narváez y Álvaro Giménez, para decantar un partido que estaba resultando equilibrado entre unionistas y tarraconenses.

Hasta llegar a ese tramo final de la primera parte, el desarrollo del envite tuvo a un Almería algo 'atorado' para encontrar la forma de romper el excelente trabajo defensivo que trató de imponer el equipo de Enrique Martín, que no dejó espacios ni concedió ocasiones, salvo un disparo de José Corpas, desde fuera del área, al lateral de la red, en el minuto 28.

Antes, la única llegada clara del Nàstic consistió en una internada por banda derecha de Fali y un centro que acabó con remate de Uche a la izquierda de la portería defendida por René, sin que Palanca llegase para empujar el balón a la red.

El Almería jugó mejor el último cuarto de hora y en dos detalles tuvo la ocasión de manejar el partido a su favor. En el 34, con un centro desde la izquierda que remató de espaldas Álvaro Giménez sin que Bernabé pudiera llegar para detener.

Tampoco pudo hacer nada en la siguiente llegada, cuando su cumplía el minuto 43. Los mismos actores y por idéntica vía, el Almería hizo el segundo. Centró el colombiano y el ilicitano empalmó a la red para hacer el segundo antes del descanso.

Aunque reaccionó el Nàstic en el comienzo de la segunda parte, tras la entrada de Kanté por Palanca, su propuesta no dio nada más que para provocar acciones a balón parado, pero no rematadas después. Ante eso, el Almería siguió a lo suyo y, en el 51, Juan Carlos Real sentenció a pase de Álvaro Giménez.

El partido fue más del Almería ante un Nàstic cuyos acercamientos fueron consecuencia de errores rojiblancos resueltos con una defensa expeditiva. Mientras, los robos y la velocidad rojiblanca pudo dar ventaja con Demirovic como protagonista, pero no pudo definir, en el minuto 68.

Poco más hubo, pese a las pérdidas rojiblancas y la ocasión de Demirovic, en el 87, que pudo inaugurar su cuenta, pero Bernabé le ganó la partida, que no el partido. Este lo ganó la UDA para asegurar la permanencia y soñar con otras cosas. El Nàstic vuelve a verlo negro.

- Ficha técnica:

3 - Almería: René; Corpas, Owona, Saveljich, Iván Martos; César de la Hoz (David Rocha, m. 78), Yan Eteki; Narváez (Chema, m. 70), Juan Carlos Real, Luis Rioja, y Álvaro Giménez (Demirovic, m. 61).

0 - Nàstic de Tarragona: Bernabé; Fali (Salva, m. 71), Noguera, Mikel Villanueva; Pipa, Thioune, Imanol García, Palanca (Kanté, m. 46), Abraham; Uche (Cotán, m. 56) y Luis Suárez.

Goles: 1-0, m.35: Álvaro Giménez. 2-0, m.43: Álvaro Giménez. 3-0, m. 51: Juan Carlos Real.

Árbitro: Areces Franco, perteneciente al colegio asturiano. Amonestó a René (m. 64), de la UD Almería, y a Noguera (m. 23), del Nàstic de Tarragona.

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante 6.133 espectadores.