EFESevilla

Los grupos políticos andaluces han vuelto a retomar este jueves en el Parlamento la polémica por la comisión de reconstrucción tras la crisis, de la que se levantaron PSOE y Adelante Andalucía tras la presidencia de Vox, lo que ha evidenciado de nuevo que el gran acuerdo que se perseguía va a ser imposible.

La comisión de reconstrucción parece convertirse en una comisión deconstruida, buscará mantener su "sabor" original acordando medidas de recuperación económica y social tras la pandemia, aunque la imagen final del gran pacto no existirá y todo quedará en manos de PP, Cs y Vox, socios ya habituales en la Cámara autonómica.

En la vuelta de los plenos de dos jornadas tras más de tres meses (con mascarillas y limitación de diputados), PSOE y Adelante han vuelto a dejar claro que no participarán en una comisión que presida Vox, partido que rechazó su creación.

Sin embargo, el presidente, Juanma Moreno, está convencido de que la comisión va a funcionar y recuerda a PSOE y Adelante que todavía pueden "construir juntos", animándoles a que vuelvan.

"Levantarse de una mesa es siempre un error", ha dicho Moreno, quien cree que el debate no debe centrarse "en quién tiene el sillón", ante lo que también ha lamentado que las "reglas morales" del PSOE le permitan pactar con un partido "filoterrorista" como Bildu pero no admitir que Vox presida una comisión.

La líder socialista, Susana Díaz, le ha ofrecido un "compromiso de mano tendida total, pero no a toda costa" y le ha recordado que "en su mano está revertir la situación".

La elección de Vox con apoyo de PP y Cs para presidir esta comisión es algo que Moreno ve dentro de la normalidad parlamentaria, como cuando IU dirigió la de los ERE, pero que para Díaz supone dejarla en manos de quien "la denigró".

También lo ha rechazado frontalmente la portavoz de Adelante, Inmaculada Nieto, quien augura un "fracaso" si Moreno no "recapacita" y quita "la imposición" de Vox, para lo que reclama al presidente valentía y que se apunte a la "geometría variable".

"Su propuesta no era cierta", ha lamentado la diputada de la coalición, quien cree que ha quedado en evidencia "la nula voluntad de diálogo" del Ejecutivo andaluz, convirtiendo la comisión en una mesa similar a la de negociación de los presupuestos.

El portavoz del PP, José Antonio Nieto, ha lamentado la "superioridad moral de la izquierda" y ha cuestionado si creen que unos diputados tienen más derechos que otros para votar, lo que ha comparado a cuando se le negaba el sufragio a las mujeres.

Por parte de Ciudadanos, el portavoz, Sergio Romero, ha hecho un llamamiento a dejar "el ruido" de tanta "batalla ideológica" y ha pedido una reflexión a todos los partidos, evitando entrar "en el cuerpo a cuerpo para polarizar más la situación" en un momento donde considera que priman las medidas para la recuperación.

El otro tema central de la sesión de control ha sido la desescalada, ya que Moreno ha asegurado desconocer las competencias que tendrá Andalucía cuando esté completamente en fase 3, acusando al Gobierno central de no proporcionar la información necesaria, también sobre el asunto de la movilidad.

Ha reclamado al Ejecutivo que cuando lleguen los fondos europeos se "vuelque" con Andalucía, la comunidad más poblada y con menos renta, y ha anunciado un plan de empleo de 165 millones para generar hasta 19.000 puestos en colaboración con los ayuntamientos.

El portavoz de Vox, Alejandro Herández, ha avisado al presidente de que tiene que preparar su actuación ante el escenario de "falsa cogobernanza" que viene ahora y ha lamentado la "incapacidad" que cree que ha demostrado el Gobierno central con el mando único.

Enrique Bermúdez