EFECádiz

La británica Meghan MacLaren y la noruega Marianne Skarpnord son algunas de las favoritas a ganar el torneo La Reserva de Sotogrande Invitational, que se disputa desde este jueves al próximo domingo en la provincia de Cádiz y que es primero de la temporada del Circuito Europeo Femenino de Golf (Ladies Tour).

Un centenar de jugadoras de una treintena de países pelearán por el título de esta primera edición del torneo, que cuenta con la mejor golfista de la historia, la sueca Annika Sorenstam, como madrina de la competición.

Además de MacLaren y Skarpnord, también estarán en el club campogibraltareño la inglesa Florentyna Parker o la sueca Caroline Hedwall, otras de las jugadoras destacadas.

La escocesa Catriona Matthew, capitana del equipo europeo, por su parte, estará atenta a la evolución de las jugadoras continentales para elaborar su selección para la próxima Copa Solheim, prevista en Escocia tras el verano.

Sorenstam, ganadora de diez 'majors', no participa pero como cabeza visible ofrece una reconocida visibilidad extra a un torneo que pretende echar raíces, aun estando pendiente la firma de un acuerdo de prórroga para años sucesivos.

En las filas españolas se mezcla juventud y veteranía, siendo la jugadora que concita mayor atención por su buen momento la golfista local nacida en Guadiaro María Parra, reciente ganadora a sus 21 años del IOA Invitational del Symetra Tour en Estados Unidos.

La mallorquina Luna Sobrón, tercera en el 'Fátima Bint Mubarak Ladies Open'; la eldense Silvia Bañón, ganadora de la orden de mérito del Santander Golf Tour 2017; la marbellí Noemí Jiménez, que acaba de firmar tres 'top 15' en la gira australiana y sudafricana del Circuito; o la vallisoletana Carmen Alonso, muy destacada en el reciente torneo 'Women's NSW Open', son otras españolas a tener en cuenta.

Ha causado baja de última hora la balear Nuria Iturrioz, que ha encaminado su temporada en Estados Unidos después de ganar dos torneos en Europa.

Con una bolsa de premios de 300.000 euros, este torneo abandera la primera presencia del Circuito Femenino en España, antecediendo a otros dos a disputar en Barcelona y en la Costa del Sol durante este año.

El campo, considerado uno de los diez mejores del mundo, cuenta con calles onduladas y unos amplios y cuidados 'greens' que forman un recorrido que se pueden complicar si sopla el viento.