EFESevilla

El derbi femenino entre el Real Betis Féminas y el Sevilla Femenino, de la novena jornada de la Primera Iberdrola, no se disputó este domingo al secundar las jugadoras de ambos equipos la huelga indefinida convocada por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para reclamar su primer convenio colectivo.

Al encuentro, que debía disputarse en la Ciudad Deportiva Luis del Sol, sólo se presentaron los cuerpos técnicos de los clubes sevillanos y el equipo arbitral encabezado por la aragonesa Marta Díaz Acedo, quien suspendió el partido e hizo constar en el acta la incomparecencia de las jugadoras de los dos equipos.

La colegiada mantuvo el protocolo previo al inicio del choque en la Ciudad Deportiva del club bético, durante el cual los técnicos del Betis, Antonio Contreras, y del Sevilla, el argentino Cristian Toro, se saludaron, al igual que hicieron el pasado jueves en la presentación del partido en el Patio de Banderas de la capital andaluza.

En ese acto previo al derbi femenino sevillano también estuvieron las capitanas del Betis, Rosa Márquez, y del Sevilla, Maite Albarrán.

El responsable de secciones del Betis, Pablo Vilches, declaró este domingo que "no es una situación agradable para nadie", pero "es una decisión legítima de las jugadoras ejercer el derecho a la huelga" y que el club, "como no puede ser de otra manera", entiende.

"Las posturas están cada vez más cercanas, pero en el trasfondo hay un problema de sostenibilidad de la competición a nivel económico. Mientras ese dinero no llegue, no hay visos de que se pueda solucionar. Supongo que esta semana tendremos más reuniones", indicó.

También se pronunció esta semana sobre el conflicto laboral la exfutbolista y directora de fútbol femenino del Sevilla, Amparo Gutiérrez, quien dijo que su club, "como no puede ser de otra forma, respeta el derecho a huelga de las jugadoras" y "entiende que las condiciones deben ser las adecuadas o al menos más cercanas a la ley".

"En ese esfuerzo que hace el club, cumplimos con todas y cada una de las exigencias que se han ido marcando o que hemos ido viendo en redes sociales. A partir de ahí, sólo puedo decir que el Sevilla cumple, que las jugadoras así lo expresan y que, según me han transmitido, se unen a la huelga en solidaridad con las compañeras y sin tener quejas del Sevilla FC", argumentó.