EFESevilla

El Sevilla inició este lunes la preparación del partido del jueves en el Sánchez Pizjuán ante el Rayo, que afronta con la intención de recuperar la cuarta plaza que perdió el domingo en Getafe, choque del que se quiere pasar página al igual que de los dos penaltis en contra señalados por el VAR.

El entrenador sevillista, Joaquín Caparrós, que no quiso polemizar demasiado tras la cita del Coliseum Alfonso Pérez sobre las decisiones arbitrales, citó este lunes a sus jugadores en la ciudad deportiva para centrarse ya en este nuevo encuentro ante un rival que llega en plena pelea por salir de los puestos de descenso.

Los titulares en el partido de domingo realizaron trabajo de recuperación en el gimnasio, mientras que los suplentes se ejercitaron sobre el césped, informó el Sevilla en un comunicado.

Para el encuentro ante el Rayo (19.30 horas), Caparrós está pendiente de la evolución de Jesús Navas, quien sufre una fuerte contusión en la rodilla derecha tras una entrada del defensa togolés Dakonam Djené.

También está en proceso de recuperación el centrocampista Pablo Sarabia, que por una sobrecarga muscular no se ejercitó en los entrenamientos de los pasados viernes y este sábado y fue baja en Getafe, aunque este lunes sí se le ha visto sobre el césped de la ciudad deportiva.

El medio francés Maxime Gonalons y el delantero portugués André Silva, quienes ya se perdieron el derbi de hace dos semanas ante el Betis en el Sánchez Pizjuán (3-2), son otros dos jugadores que se recuperan de un daño muscular en el aductor derecho y de unas molestias en el tendón rotuliano de la pierna izquierda, respectivamente.

Para recibir al Rayo es baja segura el defensa austríaco Maximilian Wöber, con una fractura de menisco, mientras que el extremo Manuel Agudo 'Nolito' hace varias semanas que se entrena con el grupo tras superar una rotura de peroné.

En el capítulo de sanciones, el central portugués Daniel Carriço cumplió en Getafe la suya y ya está disponible, mientras que el lateral izquierdo Sergio Escudero, expulsado el domingo por dos tarjetas amarillas, será castigado un encuentro de suspensión y no estará ante el Rayo.