EFEAlmería

El técnico del Almería, Fran Fernández, anunció este lunes que no seguirá al frente de la primera plantilla del equipo almeriense la próxima temporada, al no haber aceptado la oferta de renovación que le ha planteado el club.

"Ha sido la decisión profesional más difícil que he tomado. Es mi club, el de mi familia, de mis amigos y de tanta gente que quiero y admiro. En cuanto tomé la decisión definitiva, se la comuniqué al club la semana pasada", explicó en rueda de prensa el entrenador de la U.D. Almería, equipo que actualmente es noveno en LaLiga 1/2/3.

Fran Fernández reconoció que desde entonces "han sido semanas difíciles, de dormir poco, de darle muchas vueltas a todo, de poner en una balanza lo positivo y lo negativo, una lucha interna entre corazón y cabeza, y al final de autoconvencimiento".

El preparador almeriense, de 39 años, aseguró que su decisión se basa en "diferentes motivos personales y profesionales, pero principalmente" en que, "tras siete años de tremendo desgaste", necesita "un cambio" que no sabe dónde le "va a llevar en un futuro próximo, pero necesario en este momento", recalcó.

Fernández, que ha estado siete años en el club entre técnico de los escalafones inferiores y su etapa en el primer equipo, aseveró que no tiene "ningún acuerdo con otro club" ni ha tenido "contactos hasta el momento", y señaló que le gustaría seguir entrenando, aunque no descarta tomarse "un tiempo" para avanzar en su formación.

Resaltó que ha podido "cumplir ese sueño" de sus inicios como entrenador de "poder tener la gran responsabilidad de dirigir" a su equipo de siempre, al de su ciudad, y añadió que ha adoptado la decisión de no continuar "o antes posible, una vez alcanzados los objetivos y siempre en beneficio de todas las partes".

Visiblemente emocionado, el todavía entrenador del Almería deseó que "esto sólo sea un hasta pronto y que más adelante" puedan reencontrarse de nuevo, "no sólo para celebrar una permanencia muy agónica o más holgada con más de dos meses de tranquilidad e intentando ser ambiciosos hasta el final", sino para poder "ayudar a recuperar lo que este club y esta ciudad merecen".

También aseveró que para él "ha sido un orgullo y un placer defender este escudo con toda la pasión del mundo" y se despidió del club rojiblanco y de su afición con la siguiente frase: "estad seguros de que presumiré de ello siempre".