EFECórdoba

La Feria del Jamón de Villanueva de Córdoba, una de las más importantes del sector, comienza a sortear la pandemia poco a poco y, aunque sigue con leves restricciones, esta año ha apostado por llevar el cien por cien ibérico de bellota a las calles de este municipio del norte de Córdoba.

El año pasado, en plena crisis sanitaria, la feria se tuvo que celebrar a puerta cerrada sin público y solo para profesionales, si bien esta vez restaurantes y establecimientos de toda la localidad cuentan con puestos de distintas empresas para ofrecer sus productos en las calles.

"La acogida está siendo excelente", según afirma a Efe la alcaldesa de Villanueva de Córdoba, Lola Sánchez, quien explica que, a pesar de que la localidad está en "nivel cero" por la pandemia, se ha optado por un formato "abierto" que no se ciñe a las degustaciones y expositores en el interior del polideportivo municipal.

Aún así, se han mantenido actividades emblemáticas como el Concurso al Mejor Jamón, galardón que se ha llevado la empresa "Señorío de Los Pedroches", o el certamen al Mejor Cortador de Jamón, en el que participan siete maestros jamoneros de distintos puntos del territorio nacional.

Pero una de las grandes novedades, además de sacar el jamón a la calle, es el denominado "túnel del jamón", una experiencia que "se hace normalmente en las catas de vino y aceite pero que nunca se había hecho con el jamón" y que está siendo "muy bien acogido por el público" y podría quedarse en el tiempo en la feria.

Se trata de una degustación de un plato de jamón de distintas empresas que participan en la feria para que el consumidor pueda "comparar" y así poder disfrutar de los "matices" que ofrece esta Denominación de Origen Protegida.

Una denominación que ha notado los efectos de la crisis sanitaria de manera importante, tal y como explica a Efe el secretario general de la DOP Los Pedroches, Juan Luis Ortiz Pérez, quien evalúa en un 8 por ciento el descenso de las ventas por la pandemia pero que vislumbra un "gran futuro".

Según asegura Ortiz, el estado de salud de la DOP es "bueno" ya que cada vez más el consumid "está demandando productos con la identificación de Los Pedroches", lo que supone una "garantía de calidad".

"Hace unos años nadie nos copiaba y nos quería imitar, ni utilizaban la marca de una forma inadecuada", asegura Ortiz, aunque hoy en día "las cosas han cambiado y lo hacen por la fama y por el prestigio que está tomando la DOP".

Ortiz reitera que la crisis "ha afectado" y decir lo contrario sería "incierto", ya que el número de establecimientos de restauración "se ha reducido" y es el "cliente natural" de la denominación.

Estas ventas perdidas por el cierre de establecimientos durante la pandemia se ha intentado suplir con las del cliente final, si bien el balance total es de una caída del 14 por ciento, ya que "han bajado un 8 por ciento, pero esperábamos un crecimiento del 4 o el 5 por ciento".

Pero el futuro se presenta "muy bueno" por no decir "espectacular", ya que la DOP de Los Perdoches es una garantía de alta calidad al ser la única que ha apostado por el "100 por ciento ibérico de bellota", lo que supone una "gran ventaja ante el consumidor final que demanda este producto".

Frente al "cruce" que admite la Norma de Calidad, la denominación controla "uno a uno" los cerdos ibéricos, tanto en su alimentación, como en el despiece, tratamiento y posterior venta, lo que hace "única" a una marca cada vez más "demandada" por restauradores y particulares.

Y es que la denominación espera conformarse con la cifras de venta previas a la crisis sanitaria, si bien la apuesta decidida por la "calidad" y "excelencia" ya garantiza que el jamón 100 por ciento ibérico de Los Pedroches esté en las calles para sortear cualquier crisis que se ponga por delante. Luis Ortega