EFEAlmería

Cientos, si no miles, de inmigrantes usan a diario una bicicleta para desplazarse desde los asentamientos chabolistas a sus puestos de trabajo en invernaderos del campo de Níjar (Almería), por lo que contar con este medio de transporte es casi una necesidad para ellos. Ahora, algunos de ellos lo tendrán más sencillo para moverse sobre dos ruedas.

Gracias a una donación y al trabajo conjunto de la ONG Guardias Civiles Solidarios de Granada y las Mercedarias de la Caridad de San Isidro, de Níjar, estos inmigrantes dispondrán de 36 bicicletas a su disposición, además de colchones, camas y elementos de protección de la covid-19.

La hermana mercedaria Araceli explica a Efe que se trata de la donación de Oprah Landman, una vecina del Valle de Lecrín (Granada) que les dijo que se sentía obligada a facilitar estas bicicletas a los más necesitados. "Les vienen estupendamente, porque no tienen otra cosa para moverse y hacer su trabajo", incide.

La religiosa señala que los beneficiarios residen en el asentamiento Domingo de Atochares, Níjar, que en los últimos meses ha ardido hasta en tres ocasiones. "Los estamos ayudando en la medida que podemos, con bloques y cemento para que arreglen sus chabolas, mantas, colchones...".

En este asentamiento viven más de 600 personas, la mayoría marroquíes y subsaharianos y Araceli cuenta que hace poco se sorprendió al encontrar allí más de 20 mujeres y niños pequeños.

Las Mercedarias realizan una labor solidaria continua en su entorno, repartiendo los excedentes de alimentos de la Unión Europea, y organizando talleres ocupacionales, escuelas para mujeres y jóvenes de estos asentamientos chabolistas.

Guardias Civiles Solidarios ha sido la responsable de entregar las 36 bicicletas -20 de ellas nuevas y el resto "en perfecto estado"-, 20 somieres, 20 colchones, casi cien kilos de ropa, alcohol para desinfectar y mascarillas a las Mercedarias. "Un popurrí de todo para este colectivo tan necesitado", dice a Efe el tesorero de la ONG, José Luis Gómez.

Destaca Gómez que su acción social es posible gracias a "pequeñas aportaciones por Facebook de gente anónima", las cuotas de sus socios y el apoyo de personas como Oprah, a la que "con todos nuestros respetos, llamamos la 'guiri feliz', y que nos ha dado mucho impulso y ayuda económica".

Y es que la actividad de este colectivo, que los agentes realizan en sus días libres, no se limita sólo a entregas como la de este jueves. Por ejemplo, el lunes prepararon un cargamento de suero para La Palma, junto al que se ha enviado un "artilugio" inventado por su presidente tomando como referencia un apero utilizado en la Alpujarra granadina.

Se trata de una especie de pértiga con rastrillo para que sea posible quitar la ceniza lanzada por el volcán sin necesidad de subirse a los tejados.

En La Palma, el equipo de la UME y los voluntarios que trabajan allí van a valorar si este instrumento es útil para quitar la ceniza del suelo y de los tejados. Si es así, destinarán todo el dinero de una cuenta de Facebook en apoyo a La Palma a fabricar más, apunta Gómez.

Por su parte, el presidente de Guardias Civiles Solidarios, José Cabrera, indica que en los siete años de existencia del colectivo han emprendido 373 campañas de ayuda en España y en el extranjero, en "un montón de países tras catástrofes naturales o guerras".

En cuanto a su labor con los inmigrantes de Níjar, advierte: "Todo lo que traigas es bienvenido. Como este proyecto de Oprah para que la población tenga medios de transporte y pueda buscarse la vida e ir más lejos a trabajar y cuidar a las familias que tienen aquí y en África".

Miguel Martín Alonso