EFEPunta Umbría (Huelva)

Hace más de un siglo que las orillas de Huelva capital y Punta Umbría están unidas en verano por una canoa tradicional, un barco que forma parte del paisaje de la zona desde antes de la Guerra Civil y que sobrevive a pesar de pandemias, subidas del precio del carburante y todos los avatares del destino.

Solo hay que entrar en Punta Umbría unos metros y cualquier persona a la que se le pregunte sabe qué es la canoa, el barco que se pasa todo el verano haciendo un recorrido de 45 minutos entre dos orillas, con salidas y llegadas en el Muelle de Levante de la capital y la Plaza Pérez Pastor.

El tradicional servicio ha comenzado este fin de semana la temporada de verano, que llega hasta bien entrado septiembre, con horario de varias salidas desde Punta Umbría desde las 10:00 y la vuelta desde Huelva hasta las 21:00 horas.

“Salimos a las horas pares desde Punta y a las impares desde Huelva, y así es más fácil explicarlo”, dice a EFE Eva Rodríguez Tovar, azafata de este servicio turístico-romántico-social, que en octubre de 2015 fue declarado de Interés Turístico por parte de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.

Para Eva, como para el resto del equipo de la empresa Tourdetania Tour, ha comenzado un intenso verano, que pasarán en la ría de Huelva durante buena parte del día, y hace que tomarse un café incluso pase por la complicidad del bar cercano al embarcadero, que ya se lo tiene servido cuando la ve llegar a lo lejos, para que pueda volver al puente de la embarcación enseguida.

Es un servicio, además, que sobrevive sin subvenciones, pagando “a pulmón” el gasoil, con unos 60 litros de consumo diarios, pero con la satisfacción de que “de un año para otro nos suenan las caras de la gente, que se montan en la canoa porque tienen que ir por alguna razón a Huelva o a Punta, o simplemente se dan el gusto de hacer el recorrido “para ver el paraíso natural que recorremos en cada viaje”.

El recorrido se desarrolla por vía fluvial dentro del Paraje Natural Marismas del Odiel entre Punta Umbría y Huelva capital, declarado Reserva de la Biosfera, 18.875 hectáreas de uno de los humedales más importantes de Europa y lugar de excelencia para la ornitología.

Durante el itinerario se pasa por la Ría de Huelva, el Almendral, la Cascajera, los restos del Reino de Al-Bakri, la Peguera o la Ría de Punta Umbría, hasta que, 45 minutos después, el barco atraca para dejar a pasajeros y subir a otro nuevo viaje.

Los responsables de este servicio realizan el transporte entre la capital y la playa de forma idéntica a como lo hacían a mediados de siglo, cuando la playa de Punta Umbría comenzó a despuntar como un lugar de veraneo para los habitantes de Huelva capital, aunque al no existir entonces carreteras todos los usuarios de esa playa se desplazaban en canoas, con hasta doce viajes diarios.

Aunque ahora hay una autovía que cubre todo el trayecto entre Huelva y Punta Umbría en poco más de quince minutos, las canoas son utilizadas cada año por muchas personas, por lo que el servicio se mantiene en funcionamiento desde hace años, con datos de hasta 40.000 viajeros en un solo verano, que pagan 5 euros por cada trayecto.

La construcción de la primera carretera entre Huelva y Punta Umbría hay que buscarla en 1964, así como la generalización de otros medios de transporte, aunque la canoa ha superado todos los obstáculos y alternativas, y este fin de semana ha vuelto a soltar anclas, como viene haciendo desde hace décadas en este rincón de la costa onubense. EFE

Fermín Cabanillas