EFEMálaga

Antonio Rancel, un canario de 32 años, ha aterrizado este lunes en Málaga para vivir su experiencia Erasmus en una finca dedicada a la explotación ecológica de aguacates, donde conocerá la forma de producir y comercializar estos alimentos.

El joven, mediador de seguros y graduado en Administración y Dirección de Empresas (ADE), iba a abrir una correduría cuando su padre le comentó la oportunidad de empezar a darle uso a una pequeña finca que tenían en Tenerife.

“Me empecé a informar, vi que había ayudas para jóvenes agricultores y me lancé a la aventura con la explotación de aguacates, que en ese momento estaban empezando a desarrollarse”, ha explicado Rancel a EFE.

Años más tarde y, a través de las Agencias de Extensión Agraria y Desarrollo Rural de Tenerife, descubrió que había una explotación agraria ecológica en Málaga que también se dedicaba a los aguacates y en la que podía hacer una estancia Erasmus.

Y es que, desde el 2018, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación impulsa el programa Cultiva, a través del que agricultores de toda España, con edades comprendidas entre los 18 y los 41 años, realizan estancias formativas en explotaciones modelos de otras comunidades autónomas en las que reciben formación especializada.

Antonio Rancel, que estará una semana en la estancia Biofinca Axarquía (situada en el municipio de Vélez-Málaga), ha manifestado que se encuentra “muy ilusionado” y “con ganas de aprender a la vez que transmitir los conocimientos” que ha adquirido en su explotación.

Ha explicado que los cultivos de Málaga y Tenerife presentan muchas similitudes a consecuencia del clima de ambos lugares, “bastante suave, estable y muy seco últimamente”, ha añadido.

En cuanto a los gastos de la estancia, el canario ha apuntado que todos ellos están cubiertos: alojamiento, desplazamientos y dieta. En 2021 este programa contó con una dotación presupuestaria de un millón de euros.

Una iniciativa que permite impulsar la agricultura, una profesión que en los últimos años “está tomando prestigio” debido a que cada vez más personas, “movidas por el encanto del campo”, “abandonan la ciudad para dedicarse a proyectos rurales”, ha afirmado Rancel.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, que ha recibido este lunes al joven agricultor, ha explicado que la duración del programa formativo es de entre siete y catorce días, en los que se llevarán a cabo diferentes actividades.

Carmen Lorca, una de las propietarias de la finca en la que Antonio Rancel recibirá formación, ha explicado a EFE que también visitarán el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea “La Mayora”, así como una finca de explotación de pitaya, entre otras acciones.

La directora de Biofinca Axarquía, una empresa familiar gestionada por la tercera generación que apuesta por la innovación y la tecnología, ha manifestado que proyectos como el Erasmus Agrario permiten “garantizar el futuro de nuestras explotaciones”.

El secretario general de UPA Málaga, Francisco Moscoso, ha explicado la importancia del relevo generacional, “clave para mantener vivo el medio rural”, y ha añadido que si no se potencia de aquí a cuatro años muchas explotaciones agrarias y ganaderas de la provincia se quedarán sin futuro y tendrán que cerrar.

El Programa Cultiva 2021 ha ofrecido estancias en 192 explotaciones modelos, 41 de las cuales se encuentran en Andalucía. En total,71 jóvenes van a realizar estancias en el marco de este Programa, de los cuales trece son jóvenes mujeres agricultoras y ganaderas, y el número total de estancias autorizadas es de 166.

María José Díaz Alcalá